Juicio de Gordillo da un giro; fallece el juez que le dio libertades

Le hizo el favor antes de morir. El juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales en la Ciudad de México, Alejandro Caballero Vértiz, quien llevaba el juicio contra Elba Esther Gordillo, falleció.

Sin embargo, un día antes de su muerte, el juez federal Alejandro Caballero Vértiz, rechazó una petición de la PGR para endurecer las medidas de seguridad a Elba Esther Gordillo en la prisión domiciliaria a la que está sometida en su departamento de Polanco.

El martes por la noche caballero rechazó restringir el uso de los medios de comunicación telefónica y electrónica a la maestra. Tampoco autorizó que las visitas se permitieran solo a personas con parentesco directo con Gordillo, abogados y médicos tratantes.

Caballero también se negó a colocarle nuevamente un localizador electrónico en el tobillo y a establecer un régimen donde el Órgano Desconcentrado de Prevención y Readaptación Social se encargara de fijar día y hora para que pudiera recibir visitas.

El juez le dio un plazo de 5 días a Gordillo para que le entregue la lista de personas a quienes pretende recibir como visitas, con el propósito de valorar su autorización.

“Enérgicamente” le advirtió que, en caso de no hacerle llegar esos nombres, le impondría una multa equivalente a 2 mil 418 pesos.

Caballero Vértiz falleció por un paro cardiorrespiratorio en su domicilio al sur de la Ciudad de México. Su muerte ocurrió casi a 30 años de su ingreso al Poder Judicial de la Federación como actuario judicial en un Juzgado de Distrito en el estado de Guanajuato, estado del que era originario.

Llevó asuntos como la extradición de Rafael Caro Quintero, la de Ismael Zambada Imperial “El mayito Gordo”, hijo de Ismael “El Mayo Zambada”, líder del Cártel de Sinaloa.