Julión Álvarez, cercano al presidente Peña y al narcotraficante “El tío”

Recién el presidente de México, Enrique Peña Nieto, publicó u  video en el que aparece acompañado de Julión Álvarez, presumiendo su amistad, mientras que en Estados Unidos al mismo artista le retiraron su visa y congelaron sus cuentas por estar bajo investigación de tener nexos con un narcotraficante.

También las autoridades de Estados Unidos relacionan al defensa mexicano Rafael Márquez en la lista de individuos que actúan como prestanombres del narco. En total son 22 personas las que están sancionando por supuestos vínculos con Raúl Flores.

Márquez, de 38 años, es el capitán de la selección mexicana y ha tenido una destacada carrera con clubes como el Barcelona, Mónaco y Red Bulls de Nueva York. Actualmente juega con Atlas de Guadalajara de la primera división mexicana.

El Tesoro indicó el miércoles que las sanciones surgen después de una pesquisa que duró varios años sobre la organización que encabeza Raúl Flores Hernández.

Julión Álvarez es de origen chiapaneco y por ello acompañó a Peña Nieto en una visita que éste realizó durante sus vacaciones a Chiapas.

En la cuenta oficial del mandatario mexicano, fue publicado un video del recorrido que realizó por el Cañón del Sumidero y en el cual fue acompañado por el cantante.

También se puede ver al gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, junto al cantante, departiendo con Peña Nieto.

El material fue filmado por el equipo de la presidencia de México para promover el turismo en Chiapas.

La Oficina de Control de Bienes de Extranjeros del Departamento del Tesoro de Estados Unidos relaciona a por lo menos dos empresas de Julión Alvarez, con la red de lavado de dinero del capo Raúl Flores Hernández, alias “El Tío”.

De acuerdo con las indagatorias hechas por el vecino país, El Tío, pudo haber lavado dinero para los cárteles de los Beltrán Leyva, del cártel de Sinaloa y el Jalisco Nueva Generación.

Se le atribuye la capacidad de operar bajo muy bajo perfil, lo que le habría permitido trabajar desde 1983 para varios cárteles.

La PGR ofrece una recompensa de 5 millones de pesos por datos que lleven a su captura.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo