La agenda del PRI, carta adelantada a Los Reyes Magos

Se encuentra lejos de toda realidad

Por Norma Jurado Campusano

En su agenda, el PRI, en voz de su presidente nacional, Enrique Ochoa Reza, asume que tiene ocho puntos fundamentales para garantizar la permanencia y ganar las elecciones a la Presidencia de la República el 2018, así como algunos estados que se disputarán las gubernaturas y municipios.

Entre los puntos sobresale el combate a la corrupción y la impunidad, tema que en las elecciones del 2016 les ha costado algunas gubernaturas e incluso mover de sus filas a exgobernadores, como es el caso de Chihuahua, a quien que se le acaba de descubrir cómo desvió recursos de los trabajadores para que desembocaran en las arcas de su partido, sin muchas posibilidades de darle seguimiento a la utilización de estos recurso, según el reportaje de Carlos Moret de Mola.

El segundo lo refiere como la posibilidad de crear y mejorar los salarios de los trabajadores: en esta parte también existen muchas deudas, ya que miles de jóvenes se encuentran en las calles sin un empleo que les permita la subsistencia y el salario mínimo solo aumentó 9 pesos, lo cual no alcanza ni para un litro de leche.

El tercer asunto alude a nuevas políticas para el campo, sabedores de que a partir de la firma del Tratado de Libre Comercio, en 1992, los agricultores mexicanos quedaron en la indefinición, ya que perdieron muchos de los apoyos que el gobierno federal entregaba como subsidios o apoyos al agro; no todos han desaparecido, pero se acabó una época de oro para este sector, que lamentablemente se encuentra abandonado por el gobierno y cada vez se encuentra más al garete.

El cuarto tema está direccionado para darle plenos derechos a la mujer, erradicar la violencia política de género, y la equiparación salarial con los varones, tema bastante llevado y traído por los partidos políticos y donde se tienen poco avances.

Es importante destacar que los propios partidos no cubren las cuotas de género o éstas son inequitativas; en la violencia es una constante que las féminas sufren o están más propensas a recibir ataque de violencia; y, en lo referido a los salarios son amplias las brechas respecto a los salarios y a los puestos a desempeñar, ya que las mujeres están asociadas a servicios y los hombre a ser los líderes o jefes de las mujeres. Cierto, existen avances pero aún hay mucho que hacer en esta parte.

En el punto cinco se plantean el tema de la criminalidad y estar atentos a las alertas de la sociedad civil, pues durante este sexenio se lleva una cifra de 26 mil personas que por múltiples acontecimiento han perdido la vida, miles de mujeres asesinadas o desaparecidas, sin que el gobierno federal pueda dar respuesta a los deudos. Un tema recurrente en los partidos políticos y por el que se hace bastante poco.

En el tema de la salud que es el punto seis. Se afirma que se trabajará en garantizar la sanidad desde el nacimiento hasta la vejez, con especial atención en los primeros meses y un plan de lucha contra la obesidad, cuando es sabido que la mayor parte de los servicios de salud en toda la República Mexicana han efectuado procesos de privatización de muchos de los servicios que ofrecen a la población y que la capacidad para atender a los miles de derechohabientes está bastante superada, y sobre todo la calidad deteriorada.

El seguro de vida universal que ofrece el gobierno actual, no es otra cosa más que disminuir la cantidad del PIB destinado a los servicios de salud y que los vaya asumiendo el capital privado.

El séptimo punto toca el tema de las energías renovables, asunto por demás candente, sobre todo para los defensores de los derechos ambientales, y donde también se tienen pocos avances. Baste citar solo la parte de las energías que se entregaron a capital privado.

Y finalmente está apoyar la agenda de la discapacidad, en la que también existen muchas deudas con esta población, que se encuentra en la indefinición, ya que los personas que padecen alguna condición de discapacidad son pobres, que no tienen en ocasiones ni acceso a fuentes de empleo o de salud. En esta parte las deudas con la población se avivan.

Pareciera una agenda bastante atractiva, pero con el desempeño de los gobernantes deja mucho que desear y augura un futuro poco halagador para el PRI en las próximas elecciones. Ante este panorama, tendrán que trabajar bastante para no perder los cinco millones de electores que tienen en su padrón.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo