Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La CNDH culpa a la SCT del socavón; a la Función Pública no le importa, es asunto cerrado

Con dinero del erario se pagó a víctimas y castigaron a funcionarios menores. Luego de una larga investigación la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) determinó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) es la principal autoridad responsable de las irregularidades en la construcción del Paso Exprés en la autopista México-Cuernavaca.

El segundo visitador de la Comisión, Enrique Guadarrama López, destacó que el socavón “no es un mero accidente, sino la consecuencia de una obra pública mal diseñada, construida, coordinada y supervisada por la SCT, Banobras y las empresas involucradas”.

Agregó que el hecho continúa impune al no haber aún responsables penalmente. Aunque no mencionó directamente al titular de la SCT, Gerardo Ruiz Esparza, expuso que las autoridades competentes en la investigación administrativa y penal deben considerar “lo que hemos llamado la cadena de mando”.

Por su parte, Arely Gómez González, titular de la Secretaría de la Función Pública (SFP), afirmó que la investigación en el Paso Exprés de Cuernavaca, Morelos, es un “caso cerrado”.

Resultado de la indagatoria, informó, ocho servidores públicos —siete de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y uno de la Comisión Nacional del Agua (Conagua)— fueron inhabilitados, algunos hasta por 10 años.

La secretaria de Estado aseguró que la dependencia a su cargo ya “sancionó” tras la realización de una investigación “verdaderamente integral”, aunque reconoció que la indagatoria no incluyó a Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes.

La CNDH expuso que a la fecha sólo se han sancionado administrativamente a nueve servidores públicos y las autoridades no han reparado integralmente las violaciones a los derechos humanos de fallecidos ni familiares.

El organismo nacional reveló que además de las dos personas que perecieron por el socavón, se tiene registro de dos personas más que murieron por anomalías en la seguridad de la obra. Un motociclista que se golpeó con un cable de alta tensión y un peatón que cayó de un puente que no tenía barandal.