La CNTE en Oaxaca termina con el puente de una semana e instala campamento

Como si fueran senadores de la República, los profesores disidentes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) se tomaron una semana por el puente de Día de Muertos y ya regresaron a la zona Centro de Oaxaca a reinstalar su campamento para desde ahí coordinar marchas y demás muestras de protesta contra la reforma educativa.

La Comisión Política de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), adherida a la CNTE, adelantó a sus 82 mil agremiados que su jornada “Por la defensa de la educación” consiguió avances sustanciales.

Los líderes sindicales difundieron entre sus bases que “lograron” que el gobierno estatal, encabezado por Alejandro Murat, “descongelara las cuentas del Comité Administrador de Préstamos Personales (CAPP) de mutuo acuerdo entre la gremial y el área administrativa del IEEPO”.

La dirigencia magisterial disidente, que lidera Eloy López Hernández, también le anunció a sus colegas que “nuevamente” este gremio disidente volverá a participar, junto con el IEEPO, en los cambios escalafonarios en los distintos niveles, lo que popularmente se le conoce como “marchómetro”, esto es, lo ascensos dependen de su participación sindical.

Jorge Oropeza Pérez, portavoz del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO) reconoció la ausencia de grupos de profesores, aunque evitó mencionar el número de estudiantes afectados con el cierre de planteles, aunque advirtió posibles descuentos de salarios en caso de que los profesores no justifiquen su falta.

El funcionario advirtió que la dirección general de la dependencia iniciará un procedimiento de descuento para docentes que no asistan a clases. “Somos respetuosos de la libre manifestación, pero también estamos en un ejercicio de aplicar la norma a quien no trabaje”, agregó.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo