Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

La encrucijada panista: tres candidatos en partidos distintos, ¿por quién votar?

Aun sin ganar, lo casi seguro es que un panista ocupe la silla presidencial de 2018 a 2024, ya que en la boleta electoral, si nada raro sucede, aparecerán tres candidatos que se identifican con Acción Nacional.

José Antonio Meade (PRI), dos veces secretario de Estado en el gobierno de Felipe Calderón; Margarita Zavala (Independiente), primera dama en el mismo sexenio calderonista, y Ricardo Anaya (Frente a PAN, según sea el caso), actual líder nacional panista.

Este escenario da para escribir ríos de tinta. Los columnistas políticos se dan vuelo ante el entorno que propone el destape de Meade; ante tales circunstancias, no se deja de aplaudir la decisión de convertir al exsecretario de Hacienda en el Elegido del PRI, idea que fuentes cercanas adjudican al presidente Enrique Peña Nieto.

Ya se sabe de varios distinguidos panistas que se alinean en torno a Meade, lo que descobija hasta cierto punto a quien el PAN decida convertir en su abanderado. Y se augura que los panistas se dividirán en tres, si es que Margarita Zavala suma el número de firmas necesarias para ocupar un sitio en la boleta.

Aquí, la encrucijada que se presenta al panismo:

¿Por cuál candidato se sentirán más inclinados a votar los panistas? ¿Por Anaya, quien ha comenzado a hablar como López Obrador? ¿Por Margarita, quien se llevó los valores más tradicionales de Acción Nacional? ¿O por Meade, quien se fue al PRI, pero no ha dejado de ser una suerte de poster boy del panismo?

La forma como se maneje Anaya será decisiva. La Si insiste en autoimponerse como candidato del Frente y provoca la anunciada salida de Mancera… o si construyen un método de elección realmente democrático que pudiera reducir distancias con PRI y Morena.

Pudiera darse el caso que, teniendo tres personas a sus colores, el PAN no cuente con un candidato único, si es que el Frente Democrática sobrevive a los pecados capitales que envuelven a sus protagonistas.