La guerra económica de Trump va contra China, alista más aranceles

China que es la economía más fuerte del mundo recibirá los ataques de la guerra económica que lanzó el presidente de Estados Unidos Donald Trump para proteger en ese rubro a su país.

La Casa Blanca dio a conocer que el mandatario está considerando imponer una amplia gama de aranceles a las importaciones de China y podría anunciar estas medidas la próxima semana. Organizaciones de la industria y algunos legisladores están batallando para evitar un nuevo frente en una guerra comercial que podría tener repercusiones en toda la economía estadunidense.

Desde prendas para vestir hasta electrónicos, e incluso para repuestos importados de productos manufacturados en Estados Unidos, todo pagará aranceles y serán elevados, pues el objetivo de Trump es crear un muro para detener la invasión de mercancía china y que su país consuma lo que produce.

Funcionarios de la Casa blanca se preparan para imponer aranceles sobre una amplia variedad de bienes de consumo procedentes de aquella nación.

Se sigue discutiendo sobre el alcance y la magnitud de esta medida, pero la Cámara de Comercio de Estados Unidos advierte que sería “devastador” imponer aranceles anuales de hasta 60 mil millones de dólares a productos chinos.

La producción industrial en China aumentó 7.2 por ciento interanual en el periodo enero-febrero, un crecimiento que se ha acelerado con respecto al 6.2 por ciento registrado en diciembre de 2017, destacó un informe del Buró Nacional de Estadísticas (BNE).

En un comunicado, difundido y analizado por Lu Yanan, Du Yifei en el Diario del Pueblo, señaló que el avance está por encima del crecimiento del 6.3 por ciento registrado durante el mismo periodo del año pasado y supera las previsiones de los analistas.