La inmoralidad no discrimina en Holywood; acusan de abuso sexual a director de X-Men y Superman

En Holywood los escándalos no cesan. Se dan todos los días y lo mismo en actores que en directores. Hasta eso que la inmoralidad no discrimina.

El actual, del que todos hablan, es la acusación de abuso sexual en contra del director Bryan Singer, a quien señalan de abusar de un menor de 17 años en una fiesta en alta mar. Ya pasó una década.

La demanda que se interpuso en Seattle afirma que Singer le pidió tener sexo a César Sánchez-Guzmán durante una celebración en un yate en 2003. Después de que el adolescente se negó, Singer lo habría empujado sobre una cama para consumar el abuso sexual.

A través de un comunicado, un representante del director de Superman Returns y varias películas de X-Men destacó que Singer “niega categóricamente esas acusaciones y se defenderá vehementemente contra esta demanda”.

En 2014, Singer fue acusado por un joven que, asegura, fue violado numerosas veces en Los Ángeles.

La más reciente ola de acusaciones por abuso y acoso sexual contra hombres poderosos en la industria de los espectáculos, los medios de comunicación y la política que comenzó en octubre, con señalamientos contra Harvey Weinstein.

Sigue Spacey en llamas. El exprotagonista de la exitosa serie de Netflix House of Cards, Kevin Spacey, fue ahora acusado por el exesposo de la hija del rey Harald de haberlo toqueteado durante el concierto del Nobel en Oslo, en 2007.

Ari Behn, quien fue esposo de la princesa Martha Louise por 14 años, declaró a la radio noruega que Spacey estaba sentado junto a él cuando de pronto le dijo “¡hey!, vamos a fumar un cigarro” antes de que “que me tocara” los genitales.

Spacey, quien fue coanfitrión del concierto de diciembre de 2007, ha enfrentado numerosas acusaciones por violencia sexual, pero se ha mantenido en silencio.