Arremete el Papa contra la prensa

Los medios de comunicación son constructores de una sociedad

El papa Francisco calificó como “grave” la tentación de “difamación” en la que pueden caer los medios de comunicación a través de un “carpetazo”.

El pontífice planteó las cuatro tentaciones de los medios: calumnia, difamación, desinformación y la enfermedad de la coprofilia (afición a los excrementos).

“Los medios de comunicación tienen una responsabilidad muy grande. Hoy en día, en sus manos está la posibilidad y la capacidad de formar opinión. Pueden formar una buena o mala opinión”, dijo.

“Los medios de comunicación son constructores de una sociedad. Por sí mismos, son para construir. Para intercambiar. Para fraternizar, para hacer pensar, para educar. En sí mismos son positivos”, agregó

El obispo de Roma apuntó que “por supuesto que, como todos somos pecadores, también los medios pueden caer en hacer daño”.

“Y los medios de comunicación tienen sus tentaciones. Pueden ser tentados de calumnia, entonces, usados para calumniar y ensuciar a la gente, sobre todo en el mundo de la política”, advirtió en primer lugar.

“Pueden ser usados como difamación. Toda persona tiene derecho a la buena fama, pero por ahí en su vida anterior, o en su vida pasada, o hace diez años tuvo un problema con la justicia, o un problema en su vida familiar… entonces, sacar a la luz hoy eso es grave, hace daño, se anula a una persona”, lamentó.

“Y una cosa que puede hacer mucho daño en los medios de comunicación es la desinformación. Es decir, frente a cualquier situación decir una parte de la verdad y no la otra. ¡No! Eso es desinformar”, criticó.

En una larga reflexión sobre el rol de los medios, Francisco también pidió “no caer –sin ofender, por favor – en la enfermedad de la coprofilia: que es buscar siempre comunicar el escándalo, comunicar las cosas feas, aunque sean verdad”.

“Y como la gente tiene la tendencia a la coprofagia (comer excrementos), se puede hacer mucho daño”, alertó.

Como ya ha hecho en otras ocasiones en las que se ha referido al tema, el papa advirtió a los medios de no caer en las tentaciones de la difamación y la calumnia, ya que toda persona tiene “derecho a la buena fama”.

No respetar este derecho de las personas, precisó Francisco, “es pecado y hace mal”.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo