La vida del golfista Tiger Woods se va al hoyo

Una vez más quien fuera el golfista número del mundo, Tiger Woods está en el centro de la polémica, ahora fue arrestado por conducir ebrio, lo cual ha molestado a los pocos patrocinadores que le quedaban y poco a poco su vida al hoyo.

Tras el escándalo sexual que protagonizó, en el que salieron a la luz sus decenas de infidelidades, el golfista intentó retomar su carrera, la cual se vio truncada por una grave lesión.

En abril pasado el deportista de 41 años, ganador de 14 grandes y de 79 títulos en el PGA Tour, se había sometido a una cuarta intervención quirúrgica de espalda para aliviar los dolores que sufre de forma permanente.

Su último torneo fue el 3 de febrero en Dubai, donde firmó una tarjeta de 77 y se retiró al no poder superar el dolor de espalda. La semana previa, había perdido el corte en el Abierto Farmers Insurance.

El golfista estadounidense, exnúmero uno mundial, fue arrestado en la ciudad Jupiter, Florida, este lunes por conducir supuestamente bajo la influencia de sustancias tóxicas, alcohol y marihuana.

Woods fue detenido por patrulleros cerca de las 3 de la mañana y varias horas más tarde quedó en libertad, según confirmó la oficina del alguacil del condado Palm Beach.

El oriundo de Cypress fue retenido en los calabozos durante tres horas aproximadamente, una vez que amaneció fue puesto en libertad sin fianza.

La semana pasada, Tiger Woods escribió en su página web que desde su último procedimiento se sentía mejor de lo que había estado durante años y se mantuvo comprometido a volver al golf competitivo: “Mi cirujano y fisioterapeuta dicen que la operación fue exitosa, es sólo cuestión de esperar”.

Ya estaba en tratos con algunos patrocinadores que lo querían ver de vuelta pero luego de este escándalo, según cuentan, perderá lo ganado.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo