Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Le llueve a Trump; FBI registra oficina de su abogado; es cacería de brujas, dice

Agentes del FBI allanaron el despacho de Michael Cohen, el abogado personal de Donald Trump y a quien se le señala de haber pagado 130 mil dólares a una exactriz porno que afirma haber tenido una aventura con el presidente estadounidense en 2006.

El abogado de Cohen, Stephen Ryan, dijo que la policía federal incautó “comunicaciones privilegiadas” entre Cohen y sus clientes, en parte en base a un pedido del fiscal especial Robert Mueller, que investiga los lazos entre Rusia y la campaña electoral de Trump.

Donald Trump, consideró hoy “vergonzosa” la decisión del FBI de registrar la oficina de su abogado personal, Michael Cohen, y lo achacó a la “caza de brujas” en su contra por la investigación sobre Rusia, que consideró “un ataque al país”.

En declaraciones a periodistas, Trump también describió al equipo de Robert Mueller, el fiscal especial que investiga la trama rusa, como “el grupo de gente más problemático que nunca” ha visto.

“Cuando me enteré de esto, (pensé que) este es un nivel de injusticia completamente nuevo”, afirmó Trump.

El abogado de Cohen, Stephen Ryan, aseguró que la redada no está directamente relacionada con la investigación que lleva a cabo el fiscal especial Robert Mueller, quien de forma independiente al Gobierno investiga los supuestos lazos entre el Kremlin y la campaña de Trump para influir en las elecciones de 2016.

No obstante, Ryan dijo creer que Mueller dio información a los fiscales de Nueva York, quienes luego hicieron su propia investigación y ordenó la redada del FBI en las oficinas de Cohen.

Trump centró sus críticas en el equipo de Mueller, al que calificó como “el grupo de gente más problemático que nunca” ha visto.

“Este es el grupo de gente más sesgada que hay. Esta gente tiene los mayores conflictos de interés que nunca he visto. Todos son demócratas. O son demócratas o un par de ellos son republicanos que trabajaron para el expresidente (Barack) Obama. No están mirando al otro lado, a Hillary Clinton”, protestó Trump.