“Les hablan”: Morena me linchó, acusa Ricardo Alemán; sumó 3 despidos en 3 días

Por presuntas “presiones de dentro y fuera”, la ruta periodística de Ricardo Alemán tomó otro itinerario político y escribió este miércoles su última columna en Milenio; suma así el tercer medio del que sale en justamente tres días desde su infausto tuit que, con el texto, “Les hablan”, supuestamente incitaba a la violencia en contra de Andrés Manuel López Obrador.

Tras la polémica desatada por el tuit en el que incita a asesinar al candidato presidencial de Morena, López Obrador, y que motivó su despido de sus espacios en Televisa y Canal 11, Ricardo Alemán anunció también el fin de su columna Itinerario Político en el diario Milenio.

El columnista reiteró que fue víctima de difamación y calumnias, de lo que llamó “un montaje monstruoso” que hizo recular a Televisa y que puso en peligro la marcha de MILENIO “por las presiones de dentro y fuera”, de las que, sin embargo, no se atrevió a dar detalles.

“Y es que luego del linchamiento orquestado en mi contra para tratar de aniquilar a una voz crítica y, en general, del ataque a libertades fundamentales para la democracia mexicana —como la de expresión, a disentir y criticar—, concluí que mi permanencia en MILENIO resultaba dañina para la casa que me abrió la puerta”, apunta en su última colaboración en el diario que dirige Carlos Marín.

En su publicación, Alemán relató que tras “una larga plática” con Marín, tomó la decisión de poner fin a su colaboración en esa casa editorial.

Y reiteró que las dos palabras —“Les hablan”— que acompañó con un meme en el que se leía: “A John Lennon lo mató un fan. A Versace lo mató un fan. A Selena la mató un fan. A ver a qué hora, chairos, fue sacado de contexto y manipulado para hacer creer que se trató de una incitación a la violencia”.

Luego enfiló contra Morena, partido al que acusó de estar detrás del linchamiento en su contra y de ser el más interesado en callar su voz y la de “todos aquellos que han advertido sobre el peligro que significa para la democracia” la eventual llegada al poder de ese partido.

Se refirió también a quienes, dijo, incitaron el linchamiento en su contra y que se dicen de izquierda, “aquellos que en los años 60, 70 y 80 cuestionaban, por ejemplo, el golpe a Excélsior, a El Día; los que gritaban contra la ‘prensa vendida’, los que acusaban a los gobiernos de Díaz Ordaz, Echeverría y López Portillo de represores, censores y violadores de la libertad de expresión, del derecho a disentir y a criticar.

“Y es que aquellos que lincharon a Ricardo Alemán, que pidieron su cabeza en la plaza pública, que a tuitazos exigieron su despido de Televisa, de Canal 11 y de MILENIO, son los modernos Torquemada, los nuevos Díaz Ordaz, la versión moderna de Luis Echeverría…

“En el fondo, los que lincharon a Ricardo Alemán avisan a todos los mexicanos lo que será el trato con los críticos en un gobierno de Morena: el que se atreva a disentir será linchado. Y desde hoy muchos ya les temen”, anotó.

 

Afirmó que hoy “habrá fiesta en Morena” y festejarán que Ricardo Alemán pierde otro espacio gracias a su “exitoso linchamiento” y también en redacciones y entre colegas “que brindarán por la victoria del odio y la intriga en los polarizados tiempos electorales.

“¡Que siga la fiesta…! ¡Total, los carniceros de hoy serán las reses de mañana! Al tiempo”, ironizó el columnista.