Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Lo que sigue: compra de votos y terrorismo electoral, advierte Frente a la Pobreza

En conferencia de prensa, el organismo Acción Ciudadana Frente a la Pobreza advirtió que las semanas próximas y las más cercanas a la jornada electoral, se vivirá en México el llamado “terrorismo electoral” y la compra del voto, que ya hasta tiene una cotización: de 500 a 5 mil pesos.

La compra del voto está enfocada sobre todo en captar el 50.3 por ciento de la población en situación de pobreza; ese sector es el objetivo de todos los partidos políticos que gobiernan algún estado, informó Acción Ciudadana Frente a la Pobreza.

Mientras más se acerque el día de la elección se intensificará este proceso, el cual consiste en la entrega de insumos como despensas o tinacos, el retiro de la credencial de elector para evitar el sufragio por algún candidato o el condicionamiento de los programas sociales.

   

Alberto Serdán, coordinador de la agrupación que en total integra 60 organizaciones, indicó que en las semanas previas a la jornada electoral se verá “terrorismo electoral”, que consiste en mecanismos de intimidación, amenazas de balacera, envío de animales muertos afuera de las casas de funcionarios de casilla o la recolección de credenciales.

Hay 151 reportes del condicionamiento del voto y el uso de programas sociales a favor de un candidato en 25 entidades, de los cuales el 41 por ciento corresponde a la entrega de cosas, despensas, sobre todo.

El 36 por ciento es el condicionamiento para recibir o no un programa social, sobre todo Prospera, que es federal, y el 18 por ciento es la entrega de dinero en efectivo, dio a conocer durante la presentación de los resultados preliminares de reportes ciudadanos en los estados del país a través de la página de Internet democraciasinpobreza.mx.

El programa Prospera tiene un padrón de alrededor de 6 millones de familias beneficiarias, pero están incorporadas, tan sólo en el Estado de México 2.5 millones de personas; en Veracruz, 2.6 millones; en Chiapas, 2.4 millones, y en Oaxaca hay 2.5 millones.

“En cuatro entidades tenemos 10 millones de eventuales votos que se podrían comprar o condicionar, es el tipo de cosas que tendríamos que evitar, que ese tipo de conductas tan lastimosas para la democracia se sigan replicando”, dijo por su parte Santiago Nieto.