Loaiza se declara no culpable de narcotráfico; está libre bajo fianza

El pelotero mexicano de Grandes Ligas,ya en el retiro, Esteban Loaiza, negó la acusación de que sea un traficante de cocaína ante la corte del condado de San Diego en Chula Vista, California.

La fiscalía acusó a Loaiza, de 46 años, por posesión y tráfico para la venta de más de 10 kilogramos (22 libras) de cocaína, una base de cocaína o heroína, y emplear un compartimiento para contrabandear drogas.

Loaiza fue arrestado el viernes bajo sospecha de narcotráfico, después que agentes de la policía de San Diego detuvieron el Mercedes Benz que conducía por una infracción de tránsito y encontraron un “sofisticado” escondite para contrabando en la parte posterior del vehículo, según los investigadores.

             

El fiscal señaló que la cantidad de 10 kilogramos podría tener como consecuencia una pena más severa, así como el alegato de que las drogas fueron almacenadas en una residencia que Loaiza alquiló se encontraba a una distancia de 300 metros de una escuela primaria.

Loaiza afronta hasta 20 años y ocho meses de cárcel de ser encontrado culpable. El juez aumentó su fianza a 250 mil dólares, luego que la fiscalía argumento que el pitcher mexicano podría escapar.

El expelotero, y viudo de la cantante Jeny Rivera, vistió un uniforme de color kaki de la cárcel, volteó la mirada hacia su padre y otros parientes antes de declararse “no culpable”.

Loaiza, nacido en Tijuana hace 46 años, jugó con varios equipos en las mayores entre 1995 y 2008, y devengó salarios por unos 43 millones de dólares en 14 temporadas.

Su mejor año fue en 2003 con los Medias Blancas de Chicago, cuando tuvo marca de 21-9, 2.90 de efectividad y terminó segundo en la votación del Cy Young detrás de Roy Halladay. Fue elegido en dos ocasiones al Juego de Estrellas.