López Obrador promete que no habrá represión, con todo y Ley de Seguridad, si gana Presidencia

Como jefe supremo de las fuerzas armadas, promete tenerlas bajo control. Andrés Manuel López Obrador, precandidato de Morena a la Presidencia de la República, pidió tranquilidad a la población, luego que se aprobara la ley de Seguridad Interior, la cual permite al Ejército, entre otras cosas, investigar por su cuenta.

López Obrador presentó su decálogo de acciones en materia de seguridad, economía y desarrollo social, dijo que debe haber reconciliación, “se requiere parar la guerra, pues no es posible seguir con la misma estrategia de ojo por ojo y diente por diente en contra de la inseguridad, porque todos nos quedaríamos tuertos o chimuelos”, señaló.

Anunció que de llegar a la Presidencia de la República asumirá cabalmente las funciones de comandante supremo de las fuerzas armadas, para sostener reuniones diarias con los titulares de la Defensa Nacional, de Marina y de la Procuraduría General de la República.

Además se creará una nueva secretaría de seguridad pública; se contará con un mando único y se creará una guardia nacional, cuyo propósito será garantizar la tranquilidad del pueblo.

“Nunca el próximo presidente, que es el comandante supremo de las fuerzas armadas, va a dar la orden para que se reprima al pueblo de México; se van a terminar las masacres; siempre se respetarán los derechos humanos, y se ejercerá esa función establecida en la Constitución para poner orden en materia de seguridad”, afirmó.

También ofreció aumentar los apoyos a adultos mayores y promover la existencia de más becarios y menos sicarios, a través de convertir en aprendiz a cada joven que tenga una oportunidad de emplearse en un comercio, empresa o en el gobierno, con un sueldo mensual de 3 mil 600 pesos.

Dichos recursos saldrían directamente del presupuesto gubernamental. “Si eso es ser populista, que me apunten en la lista, porque nunca se les va a dar la espalda a los jóvenes”, puntualizó.