En los Grammy aún no hay cabida para latinos; política, el lado cómico del espectáculo

Los Grammy 2018 no podían dejar fuera a la política estadounidense, aunque se arropó como el lado cómico que golpea a latinos; sin embargo, hasta en la música cada quien tiene su lugar, pues el estadounidense Bruno Mars, sobre la canción más escuchada en el mundo de Luis Fonsi.

La excandidata presidencial, Hillary Clinton, sorprendió con su aparición estelar en la gala de entrega de los Grammy. La líder de los demócratas apareció, en un vídeo humorístico para reírse del presidente estadounidense, Donald Trump, leyendo uno de los pasajes del polémico libro “Fire and Fury”.

Clinton junto a los artistas John Legend, Cher, Snoop Dogg, Cardi B y DJ Khaled, leyendo frases del libro del periodista Michael Wolff. Un libro donde se presenta a Trump como un semianalfabeto al que hay que repetirle las cosas varias veces.

En el sketch, el actor y humorista James Corden ha abierto una serie de audiciones para conseguir un Grammy por la lectura de ese libro.

             

Por su parte, ya en tono más serio, la cantante Camila Cabello dedicó un mensaje de solidaridad con los jóvenes inmigrantes conocidos como “soñadores” en la 60 entrega de los Grammy.

Cabello, quien subió al escenario para anunciar una presentación del conjunto U2 grabado con imágenes de la Estatua de la Libertad, dijo ser una “orgullosa” inmigrante cubano-mexicana, nacida en La Habana.

“Y ahora -dijo- estoy de pie en el escenario de los Grammy de Nueva York”.

Hoy, en esta sala llena de soñadores de música, recordamos que este país fue construido por soñadores para soñadores, persiguiendo el sueño americano”, dijo Cabello, justo después de unirse a Kesha y a docenas de otras mujeres en el escenario de los Grammy para realizar una poderosa interpretación de “Praying”.

En el lado musical, Bruno Mars derrotó a “Despacito” en la categoría de Mejor Canción del Año, y no sólo eso, sino que la Mejor Grabación del Año también fue para el cantante estadounidense gracias a su álbum “24K Magic”. Otro “momentazo” de la noche fue cuando se interpretó el clásico “Tears in Heaven” de Eric Clapton con Eric Church, Maren Morris y Brothers Osbourne, quienes rindieron homenaje a las víctimas del tiroteo ocurrido en Las Vegas.

Además, la cantante Patti Lupone transportó a los presentes al pasado, cuando revivió el tema “Don´t Cry For My Argentina”, que interpretó en la misma premiación pero de 1981. Pero sin duda, una de las presentaciones que conquistó tanto al público, como a la audiencia fue la que llevaron a cabo Elton John y Miley Cyrus, cuando cantaron “Tiny Dancer”.