Los juniors del PRI que sin experiencia, ni garantía, van por puesto de elección

La política en México se ha convertido en negocio familiar y los juniors aparecen en esta elección a recibir parte de su herencia. Son varios, muchos los que siguen los pasos de papi, o mami, pero tres casos de destacan.

Uno es del de Pedro Joaquín Delbouis, hijo del Secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell,, quien de un día para otro se convirtió en el aspirante a la alcaldía de Cozumel por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Ya recibió su constancia por parte del órgano auxiliar de procesos internos del tricolor de Quintana Roo para competir por la Presidencia Municipal que actualmente gobierna Acción Nacional.

Pedro Joaquín fue calificado por Carlos Hernández, dirigente municipal del tricolor, como un candidato con capacidad y penetración con la ciudadanía.

             

Otro caso de herencia política se da en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, donde, de acuerdo con Ernesto Nemer Álvarez, dirigente del PRI en el Estado de México, Francisco Rojas Cano, hijo del diputado federal Francisco Rojas San Román, quien fue asesinato tras un atentado, podría sustituir a su papá como precandidato a la presidencia municipal de esa entidad.

“La gente lo quiere, la gente lo reconoce y bueno, estaremos esperando los tiempos del partido que podrían ser las próximas horas”, declaró el líder priista, a casi una semana de que Rojas San Román y su cuñada María Eugenia Cano Romero, fueran atacados a balazos por dos sujetos.

Ernesto Nemer explicó que los estatutos del PRI establecen que en casos de fuerza mayor, el precandidato a un cargo de elección popular puede ser sustituido en cualquier momento y que ya solicitó al Comité Ejecutivo Nacional (CEN) aprobar la designación del precandidato.

“Bueno, el hijo de Paco Rojas es un activo importante del partido, efectivamente Francisco Rojas hijo, con quien yo he platicado, tiene deseos de participar; él acompañó muchas veces a su padre a giras, al trabajo. Y es un activo que tiene el PRI para poder elegir”, comentó Nemer Álvarez.

El tercer caso de nula experiencia es el de Deisy Karely Salinas de la Fuente de 23 años y con grado máximo de estudios de la preparatoria se registró como aspirante del Partido Revolucionario Institucional (PRI) para contender por el municipio de Rayones, en Nuevo León.

En un video dijo que ya se registró como candidata y que cuenta con el apoyo de su padre Jaime Salinas Valdez “quien cuenta con mucha experiencia” y ya fue alcalde de Rayones de 2009 a 2012.

La aspirante aseguró sentirse capacitada y que se enfocará principalmente en los jóvenes, el empleo, terminar con la pobreza, inversiones y turismo, sin dar mayores explicaciones.

“Voy empezando mi trayectoria políticamente hablando, pero pues vengo dispuesta a echarle todas las ganas y salir adelante”, dijo Salinas de la Fuente.

La secretaria general con licencia del PRI en Nuevo León, Lorena de la Garza Venecia quien estaba al lado de la joven, dijo que Deisy Karely cuenta con todo el respaldo del priismo y que su aspiración a la candidatura forma parte de las “oportunidades reales de participación política” que el PRI le da a los jóvenes.