Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Los usuarios, los policías cibernéticos de Facebook

Alerta tímida: teme la empresa que baje el flujo de internautas

Por Norma Jurado Campusano y Víctor Durante Álvarez

Ante demandas y cuestionamientos, el servicio que ofrece el Facebook decidió poner en marcha tímidos mecanismo para informar a los consumidores de la red social, un sistema de alerta sobre noticias que circulan en la red y que en muchas ocasiones no se confía en su veracidad.

La alerta es tan tímida, debido a que temen que baje el flujo de internautas que navegan en esta red social y que se aproxima a 1,590 millones de personas que utilizan sus servicios; la indecisión obedece a que no trabajarán los encargados de administrar el sitio de la web de Facebook, sino que serán los propios usuarios, si así lo consideran pertinente, harán la denuncia.

Es decir, que los ciudadanos cibernautas se convertirán en policías cibernéticos para reportar los contenidos que consideren falsos y estas noticias podrán seguir compartiéndose.

Después de que la campaña electoral en EU se tiñera de noticias falsas y contenidos engañosos en la red social y que Facebook recibiera por ello una avalancha de críticas, ahora sus responsables están dando los primeros pasos para abordar este asunto, pese a su general reticencia en interferir sobre los contenidos que difunden sus usuarios.

Bajo el argumento de no poder convertirse “en árbitros de la verdad”, Facebook vuelve a echar mano de los usuarios y les pide colaboración para que sean ellos los que señalen las informaciones que consideren falsas.

Además, la compañía ha llegado a diferentes acuerdos con organizaciones de verificación de hechos, para que sean ellos los que evalúen estos contenidos y los señalen como “disputados”.

“Estos son sólo algunos de los primeros pasos que estamos tomando. Aprenderemos de estas pruebas”, asegura Adam Mosseri, VP de News Feed en Facebook.

La compañía está probando nuevas fórmulas para que sea más fácil reportar un engaño, pero tendrán que ser los usuarios los que señalen las informaciones que consideren. La compañía utilizará los informes de estos usuarios, “junto con otras pruebas”, para enviar estas historias marcadas a organizaciones de verificación que serán las responsables de realizar las comprobaciones de hechos y de identifican una historia como falsa.

Pese a este esfuerzo, tales historias falsas sólo se marcarán como “disputadas” y habrá un enlace explicando el por qué. Además, en lugar de desaparecer sólo aparecerán menos destacadas en el “News Feed”.

Así las cosas, aún será posible compartir estas historias, aunque el usuario recibirá una advertencia de que la historia es “disputada” a medida que la comparte. Al menos, estas historias no se podrán convertir en anuncios ni promover.

De nuevo recaen las responsabilidades en los usuarios y no en los dueños del sitio que le deja 5 mil 841 millones de dólares al año (según la revista de mercado) y para no perder clientes actúan tímidamente, nombrando a los usuarios los policías cibernéticos, sin paga pero haciéndole el trabajo sucio.