Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Luego de más de cinco años, Peña reconoce que falló en materia de seguridad

Así de sencilla la justificación. A unos meses de dejar el poder dejando miles de muertos y desaparecidos por todo el territorio nacional, el presidente Enrique Peña Nieto reconoció que algunas de las políticas implementadas en su gobierno no fueron lo suficientemente acertadas y no se lograron los resultados esperados.

Al entregar el Premio Nacional del Deporte y el Premio Nacional al Mérito Deportivo, con más de cinco meses de retraso, el mandatario dijo que si bien ha habido avances en lo que va de su administración, aún queda mucho por hacer en materia de la seguridad pública.

“Al mismo tiempo reconocer, como ocurre también en el deporte, cuáles son las fallas y las lecciones que nos dejan aquellas políticas que no tenían por ser suficientemente acertadas y no dar los logros y los resultados que nos trazamos.

“Sin duda hoy reconocemos que en el ámbito de la seguridad pública hay mucho por hacer. Sigue siendo todavía uno de los retos mayores, quizá el de mayor necesidad de acometer, para que realmente nuestro país alcance condiciones de plena paz y de plena tranquilidad”, aseveró.

 

Compara al deporte con su política

El Ejecutivo destacó la labor de los deportistas mexicanos, quienes -dijo- ponen en alto el nombre de México.

“A veces se triunfa y a veces no, pero detrás de cada participación, en cada competencia estoy seguro que los deportistas adquieren mayores lecciones, adquieren experiencia, que les permite en futuras competencias ser triunfadores y poner muy en alto el nombre de México”, agregó.

Cierto, pero en el deporte no se juega con vidas de mexicanos a quienes se les prometió proteger con leyes.

Peña Nieto entregó el Premio Nacional del Deporte y Nacional del Mérito Deportivo, entre cuyos galardonados destacan Javier Hernández, Rodolfo Guzmán Huerta “El Santo” (post mortem) y Carlos Slim Helú, a éste por fomento al deporte.

Durante la ceremonia, Peña Nieto destacó que quienes han sido acreedores a este reconocimiento es gracias a sus trayectorias, méritos y logros deportivos; porque más allá de la disciplina en la que cada uno de ustedes participa, han puesto en ello sacrificio, entrega y compromiso y al hacerlo “le han dado un gran orgullo y una gran satisfacción a toda la Nación“.

El mandatario entregó el Premio Nacional de Deportes, en la categoría de Deportista Profesional, a Javier Hernández, máximo goleador en la historia de la Selección Mexicana; en su nombre, recibió el galardón su abuelo Tomás Balcázar González.