Maduro envía a otro excéntrico a negociar perdón de EU; amenaza de embargo petrolero

Su nombre es Rafael Lacava; le dicen el ‘excéntrico” y es gobernador del estado venezolano de Carabobo.

Lo acusan de ocultar dinero en Suiza y Andorra, combate a la delincuencia manejando una carroza fúnebre, llama a su plan de seguridad “el carro de Drácula” y se contorsiona sobre tarimas poseído por el ritmo del reguetón.

Ahora mismo Lacava ha sido comisionado por el mandatario Nicolás Maduro para viajar a Washington a fin de solicitar la suspensión de las sanciones impuestas a su gobierno, según reveló el senador estadounidense Marco Rubio.

Rubio, senador republicano por Florida, dijo el sábado en la noche en su cuenta de Twitter: “el desesperado dictador @NicolasMaduro envía al lavador de dinero @ rafaellacava10 a Washington para tratar y encontrar a alguien con quien reunirse y negociar el fin de las sanciones. Total pérdida de tiempo. Solo terminarán después de que la Asamblea Constituyente fraudulenta se disuelva y se programen elecciones libres para el nuevo presidente”.

   

A Lacava se le conoce por sus “excentricidades” como salir en las noches a recorrer las calles de Valencia, la capital de Carabobo, en el “carro de Drácula”, una carroza fúnebre, escuchando reguetón, para perseguir a delincuentes y a personas que revenden los alimentos, los llamados “bachaqueros”.

La Casa Blanca, el Consejo de Seguridad Nacional, el Departamento de Estado y el Departamento del Tesoro están entre los organismos que analizan la posibilidad de aplicar un embargo petrolero al gobierno venezolano que prohibiría la venta de crudo de ese país en Estados Unidos, o bloquear la venta de productos estadounidenses relacionados con el petróleo a Venezuela, según funcionarios y asesores del gobierno de Trump.

También examinan sancionar a Diosdado Cabello, el número dos del chavismo, uno de los pocos chavistas de alto rango que hasta el momento no se ha incluido en la llamada lista negra del Departamento de Tesoro de Estados Unidos.

Lacava, quien durante su campaña electoral se comportaba como una estrella de rock al quitarse la camisa y lanzarla al público, fue mencionado en un reciente artículo del diario español El País en el que se indicó que supuestamente ocultó fondos en Suiza y Andorra.

“A través del banco de Andorra, el mandatario intentó mover en 2009 los honorarios que cobró presuntamente de una empresa por supuestos ‘servicios de intermediación’ por la construcción de una refinería de petróleo, según la entidad financiera”, señaló ese medio.

El gobernador, miembro del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), dijo el jueves en su cuenta de Twitter que esas “aseveraciones son falsas” y las atribuyó a los que quieren manchar su reputación por su trabajo como gobernador de Carabobo.

“Ayer leí una información en un periódico d Madrid q busca manchar mi reputación y lo q hago x mi país y por mi estado. Dichas aseveraciones son falsas y sin prueba alguna q me vinculen a tal señalamiento y repito obedecen a q estamos avanzando en hacer de carabobo un mejor estado”, dijo el funcionario quien con frecuencia usa una camisa de la Vinotinto con el número 10.