Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Maduro incrementa salario mínimo en 50% y ni así les alcanzará

Una vez más el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, por su orden, incrementó el salario mínimo en país, ahora fue de 50% y a cambio pidió el apoyo para la Asamblea Constituyente, convocada para reformar la Carta Magna, a fin de dominar la inflación.

En Caracas, Maduro dijo que el salario ahora será de 97,531 bolívares, es decir, casi 37 dólares a la tasa oficial más alta y solamente 12, según la cotización del mercado negro.

El mandatario también anunció el aumento de un bono de alimentación que complementa el salario y que ahora estará en 153 mil bolívares, cerca de 58 dólares americanos a la tasa oficial más alta y 19 en el mercado paralelo.

Con estos dos aumentos, el “ingreso mínimo integral”, ahora es de 250,531. Sin embargo, en el país caribeño que vive una alta inflación —y que este año podría ascender a 720%, según el Fondo Monetario Internacional— un kilo de arroz cuesta casi 11 mil bolívares, un litro de aceite de cocina 20 mil bolívares y un tubo de pasta de dientes 11 mil 500 bolívares.

Indicó que la estrategia del gobierno es defender el ingreso de los trabajadores frente a la escalada de precios, por lo cual anunció el tercer aumento del año al salario mínimo, que pasará de 60 mil a 97 mil 531 bolívares (32 dólares a la tasa más alta del sistema cambiario controlado).

Maduro agregó que el aumento beneficiará a los trabajadores del sector público, militares, policías, maestros, médicos y enfermeras, a partir del 1 de julio.

Reiteró que con su propuesta de Asamblea Constituyente para reformar la Carta Magna, la economía mejorará.

Para algunos economistas venezolanos, el aumento al salario mínimo es contraproducente para el país a largo plazo. Según el economista Asdrúbal Oliveros, el nuevo aumento solo acelerará la inflación, disminuirá el poder adquisitivo y generará desempleo.

Maduro alega que la crisis es producto de “una guerra económica” de empresarios que apoyan a la oposición para crear descontento popular y propiciar un golpe de Estado en su contra.