Mala atención en el IMSS provoca tres muertes; la CNDH emite recomendaciones

Mikel Arriola Peñalosa, director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), anunció que en ese organismo se había erradicado el mal trato a los derechohabientes, sin embargo, recién se registraron tres muertes por mala atención.

Por ello, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió tres recomendaciones dirigidas al Arriola Peñalosa, estas fueron aceptadas de inmediato.

De acuerdo a los estudios, uno fue la inducción del trabajo de parto de manera innecesaria, que provocó violencia obstétrica hacia una mujer; otro fue por el control prenatal inadecuado a una derechohabiente, y el último por la aplicación prematura de tratamiento de quimioterapia a un niño de dos años y cinco meses.

En uno de los casos, la CNDH comprobó que servidores públicos del Hospital General de Zona 36, en Coatzacoalcos, Veracruz, vulneraron el principio de interés superior de la niñez, pues al ingresar al menor, el febrero de 2012, no le realizaron los estudios clínicos e inmediatos para confirmar el diagnóstico presuntivo, pues una especialista solo con apreciación visual y sin resultados de laboratorio determinó que presentaba leucemia linfoblástica aguda L2, e inició tratamiento de ­quimioterapia. Días más tarde fue dado de alta sin corroborar con estudios posteriores a la quimioterapia y sin prever los efectos de la misma, por lo que cuatro días después el niño murió.

En cuanto a los otros casos, el organismo acreditó vulneración de los derechos de protección de la salud, violencia obstétrica e inadecuada atención médica a las agraviadas, y en ambos casos violación al derecho a la vida de los recién nacidos, pues murieron por mala atención a las madres. Ambos se presentaron en 2016, uno en el Hospital de Gineco-Pediatría 3-A de Ciudad de México y el otro en el Hospital General Zona 194, en Naucalpan, estado de México.

La CNDH recomendó al IMSS reparar el daño a los padres de los menores, lo que debe incluir indemnización, atención médica y sicológica, y sancionar al personal responsable, entre otras medidas.

Ayer mismo, el IMSS se comprometió a atender las recomendaciones e indicó que ha indagado los casos y ya se imparte capacitación a los trabajadores sobre derechos humanos en materia de salud. Se busca garantizar que, en todo momento, los servicios médicos que brinda el instituto sean de calidad y con pleno respeto a los derechohabientes.