Marchas de la CNTE deja pérdidas por 36 millones de pesos en la CDMX

De acuerdo con información de la Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope-Servytur) las pérdidas generadas por las manifestaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) ascienden a 36 millones de pesos.

De cuerdo con estimaciones de dicho organismo, más de medio millón de ciudadanos se vieron afectados en sus traslados por el cierre de vialidades en los cuatro principales accesos y avenidas de la Ciudad de México, por los bloqueos que las autoridades establecieron.

“Las marchas de esta mañana afectaron a cerca de 12 mil 215 comercios en la ruta de recorrido de integrantes de la CNTE, desde Auditorio y Reforma, Indios Verdes, Zaragoza y Calzada de Tlalpan, entre otras”, reveló la Canacope-Servytur en su comunicado.

La afectación principal se dio de las 11:00 a las 13:00 horas, en las rutas que utilizaron los manifestantes; sin embargo, la mayor ocurrió en el polígono de la zona de Bucareli, donde los comercios permanecerán cerrados hasta que se levante el plantón.

De acuerdo con la estimación de la Canacope-Servytur, las ventas no realizadas por las movilizaciones están en el rango de los 36 millones de pesos, además de pérdidas no cuantificadas que absorberán de manera directa los trabajadores capitalinos.

El organismo rechazó la intención de la CNTE de nuevamente establecer un plantón en las inmediaciones de avenida Bucareli, y con ello perjudicar a cientos de trabajadores y empresarios de la zona.

Ante ello, llamó al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, para que actúe de forma inmediata en la resolución del conflicto, y principalmente en liberar las inmediaciones de Bucareli.

Los maestros de la CNTE afectan varias zonas cercanas al centro histórico de la CDMX, pues también se han manifestado, por ejemplo, fuera de la Bolsa Mexicana de Valores, donde negocios cerraron, además a su regreso al campamento en la plaza de la Ciudadela los comercios cierran para evitar saqueos.