Margarita tacha de mentiroso al INE y niega nuevas pruebas de que hizo trampa

Nueva amenaza de quedar fuera de la carrera presidencial pesa sobre la candidata presidencial independiente, Margarita Zavala, después de que, los últimos días de marzo, el Consejo General del instituto hizo público el hallazgo de capturas de “cientos y hasta miles” de fotocopias con presuntos apoyos para candidatos presidenciales independientes, capturadas desde un mismo domicilio y en la madrugada, lo que hacía presumir que los apoyos no eran reales.

La investigación involucra a Margarita Zavala, Armando Ríos Piter, Jaime Rodríguez El Bronco y Pedro Ferriz. Sin embargo, la consecuencias serían más significativas para Zavala pues fue la única que logró la candidatura presidencial independiente y, de comprobar que ella incurrió en esta práctica, podría perder su registro.

En ese sentido, Margarita Zavala aseguró que su candidatura no está en riesgo, acusó al INE de desinformar y agregó que el instituto nunca le notificó de firmas enviadas desde un mismo domicilio en horarios inusuales como ahora lo afirman sus consejeros electorales.

   

Agregó que, hasta el momento, no ha sido notificada del inicio de una investigación por esos hechos.

“Mi candidatura no está en riesgo, he cumplido los requisitos que se me pidieron, cumplí con los requisitos, lamento la desinformación pero, desde luego, fue un proceso que el INE hizo a través de una aplicación de tal modo que toda la información le llegaba directamente al INE. Si nos hubiera señalado alguna irregularidad yo hubiera actuado inmediatamente”, dijo.

Fernanda Caso, su representante ante el INE, detalló que la georeferenciación de los apoyos (es decir,  dónde se capturan las firmas) era identificada por la aplicación para recolectar firmas e informada por esta al instituto, desde el momento en que se enviaban los apoyos.

“Estos datos a los que hace referencia el INE, nunca se nos compartieron, son datos que únicamente tiene la autoridad electoral y era imposible que nosotros actuáramos en consecuencia, porque no los teníamos. En ningún momento se nos notificó algún tipo de señalamientos sobre posibles simulaciones de este tipo”, explicó finalmente la esposa del ex presidente Felipe Calderón.