Más que prisión domiciliaria, el penthouse de Elba Esther parece su oficina; limitan visitas y llamadas

Más estrictas medidas de seguridad se tomarán en torno a la prisión domiciliaria que mantiene la ex lideresa del magisterio, Elba Esther Gordillo; la PGR argumentó que Gordillo recibe a decenas de personas al día, por lo que el domicilio funciona como “oficina de despacho más que como prisión”.

El Juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales ordenó restringir las visitas y llamadas telefónicas, luego de que la Procuraduría General de la República (PGR) pidió reforzar las medidas de seguridad en el domicilio de la lideresa.

El juez consideró que el uso desmedido de medios de comunicación que tiene a su alcance, podrían desestabilizar la paz y seguridad del Estado mexicano, además que en ocasiones es visitada por más de doce personas al día.

   

El Juez Sexto de Distrito de Procesos Penales Federales dio el plazo de 24 horas para que Gordillo entregue una lista de las personas que la visitan frecuentemente.

El juzgador también decidió restringir las llamadas telefónicas a personas que no estén autorizadas por el juez.

“La procesada fungió como presidenta del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), posición que implicó una relevancia y trascendencia social significativa en las personas sobre las cuales ejerce autoridad moral, por lo que, el uso desmedido de los medios de comunicación, que tiene a su alcance, evidentemente podrían desestabilizar la paz y la seguridad del Estado mexicano”.

“Por tanto resulta imperioso que se establezca un régimen de control de comunicación para dar cumplimiento de forma adecuada a la medida de seguridad concedida en su momento y evitar un descontrol que permita perder el sentido y esencia de la presión preventiva domiciliaria”, indica el escrito  que presentó la PGR el pasado 8 de febrero.

Según la PGR, los elementos de la Agencia de Investigación Criminal no tienen la posibilidad de vigilar directa y permanentemente al interior del domicilio de la procesada.

Desde diciembre pasado, Elba Esther Gordillo está en prisión domiciliaria en su penthouse acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero por casi 2 mil millones de pesos.