Meade advierte a jueces que estará pendiente del caso de su amigo Alejandro Gutiérrez

Lo podría involucrar en el desvío de recursos para el PRI. José Antonio Meade Kuribreña, precandidato del PRI a la Presidencia de la República, siente miedo de lo que pudiera pasar en el caso de su amigo Alejandro Gutiérrez, quien es acusado de recibir millones de pesos para favorecer al tricolor, pues lo podría embarrar.

“Estaremos pendientes al caso de Alejandro Gutiérrez, le tengo afecto en lo personal, lo conozco y espero que se aclare a satisfacción”, respondió Meade Kuribreña en su gira por Sonora. aunque el desfalco no se realizó en su administración, sí ocurrió en la de su amigo, Luis Videgaray y éste le recibió como todo bien.

La detención de Alejandro Gutiérrez, exsecretario adjunto del PRI, contribuirá al esclarecimiento de la corrupción política imputada al exgoberandor, César Duarte, quien acumula 10 órdenes de aprehensión en Chihuahua.

Interrogado sobre el caso de Alejandro Gutiérrez, exsecretario general adjunto del PRI nacional, quien el miércoles fue detenido y acusado de desviar 246 millones de pesos hacia campañas del tricolor en 2016, dijo que lo conoce y mantiene un aprecio afectivo hacia él, por lo que espera que su situación legal se resuelva y aclare a su favor.

 

Le ordenaron callar y se reservó su derecho a declarar

Por su parte, Alejandro Gutiérrez, exsecretario adjunto del CEN del PRI, se abstuvo de declarar al ser presentado ante el Juez de Control en Ciudad Judicial quien le imputó el delito de peculado agravado, por su presunta participación en el desvío de 250 millones de pesos del erario de Chihuahua hacia las campañas electorales del partido en 2016.

De la misma forma, el exfuncionario federal solicitó al juez resolver su situación jurídica hoy mismo.

Tras su detención de este miércoles, Gutiérrez fue ingresado al Cereso Estatal 1, del municipio de Aquiles Serdán en la zona metropolitana de la ciudad de Chihuahua.

Alejandro Gutiérrez ha ocupado diversos cargos públicos y dentro del PRI, además de ser reconocido como una persona muy cercana al exdirigente Manlio Fabio Beltrones.

La captura del ex secretario adjunto del PRI se derivó luego de que Jaime Herrera Corral, extitular de Hacienda de César Duarte, declaró ante la Fiscalía que Gutiérrez formó parte de una triangulación de recursos que se operó con Hacienda federal, en 2016, para desviar 250 millones de pesos hacia las campañas electorales del PRI en 2016.