Meade y Carstens se vuelven a contradecir; gasolina e inflación, el tema

Una vez más el presidente del Banco de México Agustín Carstens corrige al secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade, este último dice que el incremento de la gasolina no afectará en la inflación y de inmediato le revira que sí habrá alza de precios.

“La mayoría anticipa que para los próximos meses la inflación presente un incremento transitorio, derivado fundamentalmente de choques en precios relativos, para luego retomar la convergencia a su meta”, señala la minuta de la junta de gobierno.

Los factores que no consideró José Antonio Meade (Hacienda) para el anunciada alza en los precios de las mercancías derivado de la depreciación del tipo de cambio real, los efectos temporales del incremento en el salario mínimo a partir de enero de 2017 y la liberalización de los precios de las gasolinas, impactarán en los niveles inflacionarios de los próximos meses, anticipó el Banco de México.

Según la minuta de la última reunión de la junta de gobierno del banco central, la mayoría de los miembros señaló que las expectativas de inflación, tanto implícitas en las cotizaciones de instrumentos de mercado, como las derivadas de encuestas, han aumentado.

Todos los miembros consideraron que el balance de riesgos para la inflación ha seguido deteriorándose, principalmente por el riesgo derivado de la incertidumbre que prevalece en el entorno externo, la moneda nacional experimente depreciaciones adicionales que afecten las expectativas de inflación y el comportamiento de esta última.

De acuerdo con la minuta de la reunión, celebrada el pasado 15 de diciembre, uno de los miembros de la junta notó que el tipo de cambio nominal ha acumulado una depreciación significativa y a pesar de que ha tenido un reducido traspaso a los precios al consumidor, esta ha sido de tal magnitud que es previsible que el impacto sobre estos precios sea considerable.

José Antonio Meade, titular de la Secretaría de Hacienda, prevé un un impacto transitorio sobre la inflación con la liberalización del precio de las gasolinas, pero aseguró que autoridades cuidarán no se traduzca en un incremento general de precios, por ello, dijo el gobierno federal se mantendrá vigilante.

“México va a ser, después del ajuste, uno de los países en donde el incremento haya sido el menor y en donde el precio final al consumidor se encuentre entre los más competitivos del mundo”, subrayó.

Meade Kuribreña dijo que no se puede controlar el precio del petróleo en el mundo, pues si sube, no hay manera de que, sin subir impuestos o sin hacer recortes importantes en el gasto, “artificialmente mantengamos el precio de la gasolina baja, eso no lo puede hacer México ni ningún país en el mundo”.

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo