Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Meade, un peligro para México… por propuesta de continuidad

Pese a su preparación y su sobada honestidad, a José Antonio Meade lo persiguen los fantasmas del PRI, encabezados por la corrupción, y los demonios de Enrique Peña Nieto, quien lo puso como candidato, por lo cual la gente lo ve como un peligro para México.

Así lo aseguró Víctor Gordoa, crítico político y especialista en imagen pública, quien habló del primer debate y de los candidatos a la Presidencia de la República.

Al referirse sobre José Antonio Meade, dijo que “tiene una gran desgracia porque, aunque podría ser el mejor presidente, es muy mal candidato porque dejó que permeara en él la imagen del PRI y la gente no quiere votar por el PRI y ven a ese partido como un peligro para México, en un estudio que acabo de ver, pero por la continuidad que podría representar protegiendo a toda la camarilla de gente que ha sido deshonesta, poco honrada y ese es su problema”.

“Sería un buen presidente pero no va a salir del tercer lugar por la carga de imagen pública negativa que trae producto de su partido (…) y es muy fácil, pero tendría que hacer como Luis Donaldo Colosio, pero a él lo mataron. Decir que todo va a cambiar y directamente decir a la gente que ‘yo voy contra toda la camarilla de gente priista y después que hubiera una muestra y recalca lo que ya están con la cárcel”, agregó.
Gordoa se refirió al otro lenguaje mostrado en el primer debate. Al referirse a Andrés Manuel López Obrador señaló que todos sus gestos durante el debate evidenciaron que estaba preocupado por lo que ahí se estaba sucediendo; “todos contra él”, además de que no tenía argumentos para refutar aunque su capacidad para evadir lo hacen parecer un pez al que no se puede atrapar.

Vio como ganador a El Bronco

Indicó que desde el punto de vista de la imagen el que aumenta su bondad en la percepción y fue un poco mejor percibido y dio a conocer mejor su imagen pública fue Jaime Rodríguez Calderón, “El Bronco”, porque es quien más se queda en la memoria de la ganó y quien más simpático cayó con sus detalles y frases.

Y es que, dijo, tiene un manejo del humor populares que llega al corazón de la gente y eso sirvió para que aumentara el nivel de conocimiento de su persona.

Comentó que los candidatos debieron acudir al debate como ellos son, es decir de acuerdo a su personalidad, pero bajarle al código de la formalidad y consideró que ponerse una corbata del color de su partido es anacrónico.