Meade “terapea” a la ciudadanía; la ley de Seguridad será aprobada por la SCJN

Por segundo día consecutivo el candidato de Enrique Peña Nieto para la presidencia de la República, José Antonio Meade, lanzó su terapia a la ciudadanía para que se haga a la idea de que la Ley de Seguridad Interior, la cual dará manga ancha al Ejército, será aplicada.

Dicha ley que le permite al Ejército hacer detenciones, de investigaciones propias.

Desde Monterrey, Nuevo León, durante un encuentro con la militancia priista, Meade reconoció que el tema “se ha politizado”, pero dijo que todas las leyes son perfectibles y se pueden enriquecer en el tiempo.

Diversos integrantes de la asociación civil Somos Más se manifestaron este martes a las afueras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación para anunciar que se sumarán a la controversia constitucional que interpondrá la Comisión Nacional de Derechos Humanos contra la Ley de Seguridad Interior.

Y ahora el exsecretario de Hacienda abordó el tema de la Ley de seguridad interior en Guadalajara y afirmó que el gobierno federal debe “innovar” para crear instituciones confiables.

“La Ley de seguridad interior nos permite sentarnos con las fuerzas armadas y los ciudadanos para ponernos de acuerdo, para que cuando necesitemos su ayuda y su esfuerzo sepamos de qué modo, por cuánto tiempo y bajo qué modalidad”, expresó.

En Guadalajara, Meade fue recibido por el gobernador Aristóteles Sandoval, para luego acompañarlo a desayunar carnes asadas con las populares restauranteras hermanas Coraje.

 

No ve la viga en el ojo propio

El precandidato de la coalición ‘Meade Ciudadanos por México, señaló que en las entidades gobernadas por los partidos que integran la coalición ‘Por México al Frente’, se ha disparado la inseguridad.

De los cinco estados donde más ha crecido la violencia, cuatro están gobernados por quienes integran el Frente. De los cinco estados donde menos ha crecido la violencia, de hecho, donde ha caído, cuatro de los cinco están gobernados por el PRI”, afirmó Meade Kuribreña en Guadalajara.

Omitió señalar que el estado de México, que gobernó su coordinador de campaña, Eruviel Ávila Villegas, es donde más feminicidios se cometen. Que el estado de Guerrero es el más violento y también lo gobierna un priista.

De corrupción ni hablar.