Melania, como La Gaviota, desdeña al esposo presidente

Una vez más, los pleitos de alcoba se hacen públicos. Así como la primera dama de México hace sus berrinches en actos oficiales ante su esposo, Melania aplica la misma receta a Donald Trump.

En los pocos meses que tiene como primer mandatario, Donald Trump y su esposa Melania Trump han mostrado que no llevan una buena relación. El episodio más reciente ocurrió en Israel cuando la esposa del presidente estadounidense, con una palmada, rechazó dar la mano a su marido mientras caminaban junto a Benjamin Netanyahu y su esposa, Sara, a su llegada en visita oficial.

Alfombra roja y gran recibimiento en el aeropuerto. Los presidentes de ambos países desfilan a la par. Melania Trump se queda unos pasos atrás. Su marido le ofrece la mano para esperarla y ella la golpea y sigue su paso.

[AdSense-A]

Otra muerta de su distanciamiento ocurrió a principios de mes, la cuenta oficial de Melania en Twitter —se desconoce si por accidente o intencional— hizo click a me gusta “en un mensaje de un escritor que se refería a la mala relación entre la pareja. Durante la toma de posesión del republicano en enero, numerosas imágenes circularon por las redes sociales mostrando los gestos incómodos de Melania hacia su marido.

 

 

Además, ella ha tratado de mantenerse al margen de los comentarios y las polémicas de Trump desde que llegó a la Casa Blanca. El perfil de la primera dama se mantenido bajo, en comparación con otras por ejemplo Michelle Obama o Laura Bush, también ha estado marcado por sus contadas apariciones junto al presidente en eventos y ceremonias.

La pareja tampoco comparte casa. Hasta junio, ella continuará residiendo en Nueva York hasta que acabe el curso escolar de Barron, el hijo de la pareja.

[AdSense-B]

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo