México pide detención de César Duarte a Estados Unidos, pero…

Se dice que el exgobernador priista de Chihuahua, César Duarte, es un testigo protegido por el gobierno de Estados Unidos, lo que dificultará la extradición que solicitó el gobierno de México apetición de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade).

Lo último que se sabía de César Duarte es que estaba en Estados Unidos, donde buscaba la ciudadanía, por ser “hombre de negocios”, aunque sus cercanos aseguran

A través de una solicitud iniciada por Bertha Isabel y Olga Sofía (sus hijas), el exgobernador César Horacio Duarte Jáquez buscó cobijarse en el proceso conocido como permiso humanitario o de beneficio público significativo que otorga el US Citizenship and Immigration Services (USCIS), además de contar con una solicitud para la visa EB-5 que es otorgada para quienes invierten entre 500 mil y un millón de dólares en alguna empresa dentro de Estados Unidos.

El exgobernador, perseguido por autoridades locales y nacionales, utilizó a sus dos hijas y la ciudadanía americana que ambas tienen para que, por conducto de una solicitud que ellas elaboraron, se le brindara asilo temporal en aquel país, lo que se conoce como “parole”.

Al contar Bertha Isabel y Olga Sofía Duarte Gómez con la nacionalidad americana, están facultadas para solicitar un permiso provisional para su padre, el exgobernador. El “parole” se otorga al comprobar fehacientemente dos condiciones: la de razones humanitarias urgentes y la de beneficio público para los Estados Unidos.

La primera de las solicitudes se hace para aquellas personas que buscan recibir tratamiento médico de urgencia en Estados Unidos, para reunirse con familiares que viven en aquel país ya sea para su cuidado médico o servicios funerarios; para quienes buscan protegerse de ser perseguidos o daños personales.

Pero esas versiones son rechazadas por el gobierno estadounidense, por lo cual se advierte que es testigo protegido.

El titular de la Fepade, Santiago Nieto Castillo informó que se vinculó a proceso a tres ex funcionarios del gobierno de Chihuahua y a la ex dirigente local del PRI por el desvío de recursos públicos con fines electorales.

A partir de ahí se solicitó primero la ficha roja a Interpol, y a los Estados Unidos se ha pedido la extradición de César Duarte, puntualizó el fiscal especializado.

De igual manera se pidió el desafuero de la presidenta del Congreso de Chihuahua, en virtud de que era la dirigente del tricolor al momento en que ese partido recibió alrededor de 14 millones de pesos entre 2014 y 2015, los cuales no fueron reportados al Instituto Nacional Electoral.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo