Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

México, con salarios menores a Haití, El Salvador y Honduras

Por increíble que parezca, los salarios mínimos en México están por debajo de lo que se perciben en naciones que se supone que están por debajo de nosotros, dejó ver el cuestionado senador del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Napoleón Gómez Urrutia.

Por lo tanto, el líder del Sindicato minero se pronunció por desaparecer la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami), una vez que, dijo, resulta obsoleta y se ha alejado de los principios que marca la propia Constitución, para establecer un minisalario que satisfaga las necesidades básicas de los trabajadores y sus familias.

En un comunicado, el legislador de Morena informó que ya existen diversas iniciativas de los diferentes grupos legislativos para eliminar ese organismo, que sin duda habrán de ser retomadas en la presente Legislatura.

   

Comentó que ante los bajos ingresos y las condiciones cada vez más desfavorables para la clase trabajadora, se impulsará un cambio en la política laboral del país, en la que el principal eje será mejorar los salarios de los que menos ganan, “porque nadie puede vivir con 88 pesos al día”.

El senador, quien presidirá la Comisión del Trabajo y Previsión Social, consideró que no es posible que México tenga los salarios más bajos de América Latina, incluso que Haití, El Salvador y Honduras, lo cual calificó como un mal manejo de la política laboral.

Puntualizó que uno de los grandes problemas del país son la falta de oportunidades y la pobreza.

“No hay familia que viva con 88 pesos diarios –que es el salario mínimo–, y que 65 por ciento, aproximadamente, de la fuerza de trabajo está en alrededor de dos y tres salarios mínimos”, comentó.

Eso tiene que cambiar y rediseñarse la política laboral, como otras áreas de la política económica y social del país; seguramente vendrán cambios importantes, eliminar todos esos sistemas que han impedido que los trabajadores vivan con dignidad desde hace mucho tiempo”, resaltó.

Gómez Urrutia destacó la reciente ratificación del Convenio 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), por parte del Senado de la República, que representará un cambio para la clase laboral del país y saldar una deuda social histórica con los trabajadores.