Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

México se caracteriza por sus salarios de hambre, según la OCDE

La Organización para la Cooperación y Crecimientos Económicos (OCDE) dio a conocer que los trabajadores mexicanos ganan 4.6 dólares por día, lo que representa menos de la tercera del promedio de 16.6 dólares diarios registrado entre los países miembros de ese organismo.

Lo cual representa la sexta parte respecto a los 29.8 dólares que perciben los trabajadores de Islandia, en síntesis son “salarios de hambre”, lo que se dan en México.

México, además de ubicarse en el último lugar de ingresos salariales entre 37 países que conforman la OCDE, también se encuentra rezagado en varios indicadores relativos a la calidad del empleo.

“La tasa de ingresos bajos, que mide el índice de pobreza después de los impuestos y transferencias de la población con edades comprendidas entre los 18 y los 64 años, se situó en 13.9 por ciento en 2015, lo que coloca a México en los últimos países de la OCDE”, puntualiza. El promedio de la organización en este rubro fue de 10.9 por ciento y República Checa tuvo la mejor tasa de ingresos bajos al ubicarse en 5.8 por ciento.

El organismo advierte que si bien en los últimos años México ha registrado “ciertos progresos, sigue estando por debajo del promedio de la OCDE en muchos indicadores relativos a la inclusividad del mercado laboral, siendo la pobreza un problema grave y persistente”.

Al dar a conocer “La nueva estrategia de empleo de la OCDE”, el organismo señala que gobiernos y empresas deben hacer más para ayudar a los trabajadores y adaptarse al mundo cambiante para impulsar el crecimiento inclusivo en los mercados laborales. Estrategia que contrasta con la flexibilidad laboral que la OCDE defendió durante la década de los noventa como una respuesta al empleo generalizado o las diferentes combinaciones de políticas que impulsó para promover el pleno empleo cuando comenzó este siglo.

En su informe sobre su nueva estrategia de empleo, la organización asegura que “nueva evidencia revela que los países que promueven la cantidad de trabajo, la calidad y la inclusión – como Dinamarca, Islandia, Noruega y Suecia – se desempeñan mejor que los que se centran principalmente en la flexibilidad del mercado.