Michoacán no da garantías al libre tránsito; gobiernos estatal y federal, superados

Michoacán volvió a arder. Por falta de garantías al libre tránsito autobuses cancelaron corridas, pues grupos delincuenciales se apoderaron de los caminos y tanto el gobierno federal como estatal, simplemente no pudieron poner orden, fueron superados.

Por ejemplo, la carretera Apatzingán-Cuatro Caminos, en el acceso a la localidad de Antúnez, sujetos bloquearon vías y quemaron camiones por la detención de un presunto criminal de la entidad.

Alrededor de los 10:30 horas, un grupo de hombres raptaron un vehículo dedicado a la venta de productos lácteos, al que le prendieron fuego, para bloquear el paso a los automovilistas.

Personal militar y de la Policía Federal arribaron al lugar. Los agentes mencionaron que se trataba de una “reacción de la delincuencia”, por la presencia de criminales en la zona. La Procuraduría General de Justicia de Michoacán justifica los hechos asegurando que la detención de “El Yordín” Oseguera, presunto líder criminal en las inmediaciones de Apatzingán y Múgica.

El hecho desató la furia de los miembros de la organización delincuencial, con el bloqueo de las carreteras Apatzingán-Aguililla y Apatzingán-Tecalpatec-Pinzándaro, ubicaciones donde se quemaron vehículos.

En la autopista Siglo 21., a la altura de la caseta de cobro Las Cañas, criminales secuestraron un camión de pasajeros foráneo, lo atravesaron en la carretera y luego le prendieron fuego.

Sobre los pasajeros y chofer de este autobús no se ha revelado la ubicación.

en el tramo Taretan-Santa Casilda de la autopista Siglo 21.

Ha sido confirmada la quema de tres tractocamiones, con todo y su carga, en la autopista Siglo 21., ataques que el presuntos integrantes del crimen organizado ya ha extendido a otros tres puntos más y la propia cabecera municipal de Uruapan.

La Cámara Nacional del Transporte, en Michoacán, ha suspendido ya las salidas a todos los destinos que cruzan por la autopista y la Tierra Caliente.