Por miedo renuncia Hope Hicks, directora de comunicación social de Trump

Es la cuarta funcionaria que deja ese cargo. Hope Hicks quien se desempeñaba como directora de Comunicaciones de la Casa Blanca, no aguantó el interrogatorio del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, que investiga la trama rusa, y se aleja de la política.

Tras un maratónico de horas, la funcionaria estadounidense admitió al Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes que realizó “mentiras piadosas” por el presidente Donald Trump.

“No hay palabras para expresar adecuadamente mi gratitud al presidente Trump. Le deseo lo mejor al presidente y a su gobierno mientras sigue liderando a nuestro país”, indico Hicks, según el diario The New York times.

“No hay una fecha definitiva (de renuncia), pero sí puedo confirmarlo”, indicó Sanders, quien rechazó que la decisión de Hicks estuviera vinculada con la audiencia realizada en el Congreso sobre la posible injerencia rusa en las elecciones de 2016.

             

La directora de comunicación es una de las asesoras más cercanas del mandatario republicano y quien ha estado con él desde el inicio de su campaña.

La salida de Hicks, la cuarta persona que desempeñaba el cargo desde el comienzo del mandato, en enero de 2017, se une a la larga lista de dimitidos y destituidos que, en apenas 13 meses y medio, han abandonado la Casa Blanca, en una prolongada estampida sin precedentes. Era la última persona del equipo inicial que permanecía junto al inquilino de la Casa Blanca.

El fiscal especial, Robert Mueller, ha seguido durante meses los pasos de la ya exdirectora de Comunicación de la Casa Blanca, aunque ningún miembro de su equipo ha llegado a interrogarla directamente.

Hasta entonces modelo de profesión, Hope Hicks se incorporó como jefa de prensa de Donald Trump en 2015, cuando el hoy presidente lanzó su carrera para la nominación por el Partido Republicano.