Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

¡De miedo!: se llena de capos el Congreso de Guerrero

Lázaro Mazón, identificado como padrino de José Luis Abarca, a quien se le sigue proceso por la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa; Bernardo Ortega, secuaz de Mazón; los hermanos Iván y Celso Ortega Jiménez, vinculados con el grupo criminal Los Ardillos, son sólo algunos de los personajes vinculados con grupos criminales, que buscarán un lugar en el Congreso guerrerense .

Exoperador de Andrés Manuel López Obrador en Guerrero y quien en 2012 impuso como candidato a edil de Iguala a José Luis Abarca, Lázaro Mazón se registró como precandidato a diputado local por el PRD.

Luego de registrarse para contender como aspirante por el distrito 22 local, con sede en Iguala,  Mazón dijo que no le preocupa la reacción de los familiares de los 43 jóvenes desaparecidos, en relación a los gritos de “asesino, asesino” que obligaron al exgobernador Ángel Aguirre a renunciar a su aspiración a diputado federal por el distrito 8.

Tras el caso Iguala, AMLO retiró de la candidatura a Lázaro Mazón a gobernador del estado, y al final el experredista también dejó Morena.

Sobre su amistad con Abarca, Mazón comentó, lacónico que no se le puede acusar de “tener amistad con una persona. Yo estoy muy tranquilo, no tengo absolutamente nada que me pueda avergonzar, ni andarme escondiendo”.

Sin embargo, Mazón no es el único político vinculado a grupos criminales que buscará llegar al Congreso del estado con el PRD. El expresidente del Congreso local, Bernardo Ortega, quien acompañó a Mazón, también se registró para contender por el distrito 24 de Tixtla.

Los hermanos de Ortega Jiménez, Iván y Celso, son identificados como líderes del  grupo criminal Los Ardillos, responsables de la violencia en la zona.

Pero, por si fuera poco, en los próximos días se registrará Erick Ulises Ramírez Crespo, quien pidió licencia como presidente municipal de Cocula al Congreso local. Este político ha sido detenido en dos ocasiones y puesto en libertad en relación en la desaparición de los 43 normalistas de Iguala en 2014. La primera vez fue por una reunión con el líder de Guerreros Unidos, Adán Casarrubias Salgado.

En tanto, Robell Uriostegui Patiño pidió licencia como alcalde de Teloloapan para buscar la diputación local por el distrito 20. Del político, que en abril de 2017 debió huir en un helicóptero del gobierno tras ser amenazado de muerte, se divulgó un video en el que supuestos miembros de La Familia Michoacana lo acusan de recibir dinero del narco y estar coludido con el grupo delictivo Guerreros Unidos.