Con mil millones gobierno priista para conflicto magisterial en Oaxaca

Los recursos los aprobó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público así como la Secretaría de Educación Pública. Alejandro Murato, gobernador priista de Oaxaca pidió a la federación mil millones de pesos para regularizar plazas y le fueron aprobados.

El 7 de diciembre, la Administración estatal, encabezada por el priista Alejandro Murat, concretó con dirigentes de la CNTE un acuerdo de regularización de 3 mil 699 trabajadores y aseguró que lo hizo bajo un “esquema financiero responsable”.

Con los mil millones de pesos se pagarán el salario y adeudos que se tienen con 2 mil 401 docentes y mil 298 trabajadores administrativos, quienes, sin tener un nombramiento ni estar reconocidos por ninguna autoridad estatal, laboraron los últimos dos años en escuelas de Oaxaca.

Una condición que pusieron la SEP y el gobiernode Oaxaca para regularizar esos puestos fue que los profesores no faltaran a clases y participaran en las evaluaciones que les corresponden, las cuales ellos mismos, los del CNTE, realizarán.

Sin embargo, el diario Reforma publicó ayer que el dirigente de la CNTE oaxaqueña, Rubén Núñez, advirtió que no participarán en las evaluaciones convocadas por las autoridades federales.

Los empleados regularizados comenzaron a trabajar bajo el antiguo esquema de venta y herencia de plazas que mantenía la Sección 22 a través del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO).

De ese modo, el magisterio disidente reclutaba a los empleados, los mandaba a las comunidades y, después, con marchas y bloqueos exigían el pago de sus salarios.

“Era una práctica común donde el sindicato decía: ‘Me faltan maestros, los pongo bajo los criterios sindicales que yo tengo y que el IEEPO les pague'”, describió una fuente del gobierno de Oaxaca.

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo