Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Millones de pesos recibirá la otra Rana por culpa de la PGR en caso Ayotzinapa

Que los paguen los funcionarios. Se habla de al menos 15 millones de pesos que la Procuraduría General de la República (PGR) está obligada a entregar al profesor Érick Uriel Sandoval Rodríguez, alias La Rana, para reparar el daño, al ser confundido con quien supuestamente ordenó la detención de los 43 normalistas de Ayotzinapa que se encuentran en calidad de desaparecidos, y que también es conocido como La Rana.

El profesor estuvo más de siete meses en prisión, hasta que fue absuelto, y ahora al gobierno de México le costará ese error de funcionarios de la PGR 15 millones de pesos.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) seguirá la gestión emprendida por los abogados de Sandoval Rodríguez contra la PGR “que pese a las pruebas de inocencia del inculpado, mantuvo su acusación, mientras el probable partícipe de los hechos está en libertad y con total impunidad”.

El organismo nacional informó que acompañará al agraviado hasta lograr la reparación integral del daño, lo que deberá traducirse en medidas de restitución, rehabilitación, compensación y satisfacción como atención psicológica para él y sus familiares; compensación económica en lo conducente y disculpa pública de la dependencia federal, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley General de Víctimas, así como su inscripción en el Registro Nacional de Víctimas.

Las resoluciones judiciales se basaron en la desvaloración judicial de pruebas que implican en los hechos al individuo identificado por sus cómplices como ‘Édgar’, alias La Rana o El Güereque, real partícipe de los eventos criminales, no sobre el hecho demostrado fehacientemente por la CNDH relacionado con la identidad de Érick Uriel Sandoval –jamás reconocido por la PGR— de que no era él a quienes los presuntos ejecutores de los abominables hechos de Iguala se referían en sus declaraciones.

El organismo nacional, la resolución no se basó en la identidad de Érick Uriel Sandoval, sino en pruebas desvaloradas que solo favorecen al verdadero presunto partícipe de los crímenes.