Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Morena paga 50 mil pesos para sabotear sus propios mítines que encabeza Claudia Sheinbaum

El Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) paga 10 mil pesos a quien acepte sabotear sus propios mítines, según la acusación que en un video hicieron Lorenzo Ramos Montiel y Luis Alberto Montiel, quienes relataron que debían llegar al mitin acompañados de otras 10 personas a las que les darían 3 mil pesos a cada una.

Autovictimizarse, le llaman, y es un recurso bien socorrido en la política.

Ramos y Montiel señalaron tener una base de taxis y que un compañero taxista los enlazó con Carlos Castillo y Gerardo Villanueva, que detentan cargos de dirección en Morena, hecho que de confirmarse demostraría una vez más que Morena “es capaz de todo con tal de dañar la imagen de la Ciudad de México y golpear al PRD para ganar la elección”, aseguró Raúl Flores, líder perredista en la Ciudad de México.

“De confirmarse las acusaciones contra Castillo y Villanueva, ello acabaría con la credibilidad de la precandidata al gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, y de los dirigentes de Morena que se han empeñado en culpar al PRD de las agresiones sin ninguna prueba”, afirmó.

A su salida del evento de firma del pacto de civilidad convocado por el Gobierno capitalino, aseguró que la negativa de Morena a rubricar el documento les amarraría las manos para seguir generando actos graves de violencia que les permitan victimizarse ante la opinión pública y continuar golpeando a su partido con mentiras y montajes.

“Eso es parte de la renuencia de Morena a firmar el pacto de civilidad, pues eso les amarraría las manos en su actuación tan hipócrita y reprobable. Dicho pacto no sustituye la actuación de las autoridades ni mucho menos la aplicación de la ley, es un tema de voluntad y responsabilidad política, pero para Morena firmarlo significaría dejar de victimizarse como lo ha venido haciendo una y otra vez”.

Luego de que se difundiera la versión de dos hombres que, a través de un video publicado en redes sociales y en una denuncia cuya copia se entregó a medios de comunicación, denunciaron que la gresca durante un mitin de Morena en la delegación Coyoacán, el pasado 4 de enero, se trató de un “autosabotaje”.

La mecánica, refirieron, consistiría en llevar pancartas que mencionaran al PRD, además de gritar consignas a favor de ese partido, a fin de impedir que los eventos se llevaran a cabo. Sin embargo, dijeron que no les pagaron, por lo que presentaron una denuncia ante la PGJ.

El líder de Morena en la capital, Martí Batres, rechazó “tajantemente” esta versión, la que tildó de un absurdo, “que tiene el objetivo de desviar la atención y enrarecer aún más el ambiente político en la capital”.