Morena pagó a grupos de choque para boicotear a Claudia Sheinbaum

Se pretendió simular que fue el PRD. Los agresores contratados levantaron una denuncia, pues el aspirante a diputado por el Morena, Gerardo Villanueva, líder del Frente Popular Francisco Villa no les pagó lo acordado.

Aunque suene ridículo los mismos agresores denunciaron que no se les pagó pese a que ellos delinquieron cumpliendo así la parte del trato, lo cual no se puede comprobar, pero siembra la duda.

El denunciante es Luis Alberto Montiel Andrade, quien ante la autoridad capitalina confiesa haber cometido violencia electoral al recibir dinero a cambio de interferir en una actividad proselitista. Según Montiel, se le ofreció dinero por irrumpir a gritos (“PRD, PRD”) en el mitin morenista

Los primos Lorenzo y Luis Alberto Montiel aseguran haber sido contratados por Gerardo Villanueva para reventar el mitin de la candidata de Morena a la jefatura de Gobierno. Villanueva es líder de los Panchosvilla y una de las cabezas de la asociación Benita Galeana de Martí Batres. El arreglo para boicotear a Sheimbaun, según se lee en la denuncia, lo hizo personalmente Villanueva con Luis Alberto.

La denuncia, firmada, fue presentada el 4 de enero en la Fiscalía Desconcentrada de Investigación en Coyoacán, por lo que debe considerarse que la PGJ tiene vista oficial de este asunto.

De acuerdo con el diario Crónica, en la denuncia se establece que luego de ser requeridos vía telefónica por los morenistas, fueron citados en Xoloc 81, colonia Ruíz Cortines, para cerrar la negociación, la cual constaba de un pago de diez mil pesos a cada uno, para que a su vez éstos llevarán a diez provocadores más, a quienes se les pagarían tres mil pesos.

La consigna que tenían, según contaron los primos, fue clara: sabotear el evento de Claudia Sheinbaum haciendo creer a los asistentes que eran perredistas.

“Teníamos que gritar consignas a favor del PRD para que todos creyeran que nos habían mandado ellos. La orden fue que debíamos impedir que el evento de la Sheinbaum se llevara a cabo a como diera lugar”, dijo uno de ellos.

Ambos aseguraron que Gerardo Villanueva, quien también fue exsecretario particular de Martí Batres y ahora es aspirante de ese partido a una diputación federal, era quien les entregaría el dinero pactado.

Sin embargo, el morenista apagó su teléfono celular, motivo por el cual los líderes del grupo de choque interpusieron una querella ante la PGJ en busca de que les sea pagado el dinero que se les prometió.

Los hechos que se relatan en la denuncia ocurrieron el 3 de enero, en la colonia Villa Quietud, golpes en las cercanías de la UAM-Iztapalapa, el saldo fue de descalabrados y lesionados.