Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Morena se raja y ya no bajará el salario de magistrados

Otra promesa sin cumplir, fue puro atole con el dedo. Pueden empezar un juicio que terminará el sexenio y no tendrá sentencia, así que los legisladores de Morena y el mismo presidente Andrés Manuel López Obrador decidieron dejarlo como está y los magistrados y jueces seguirán con sus grandes e insultantes sueldos.

El que “nadie gane más que el presidente” solo aplicará para funcionarios “de nuevo ingreso”, así que el sustituto del ministro José Ramón Cossío, que seguramente será un morenista tendrá que aguantarse y ganar solo unos 100 mil pesos, lo cual lo pondrá como el ministro o ministra más jodido.

Lo mismo aplicará para los próximos nombramientos de quienes ocupen las vacantes de los ministros Margarita Luna Ramos, Luis María Aguilar, José Fernando Franco y Arturo Zaldívar, que son los más próximos a dejar el cargo.

A eso se refieren los legisladores al señalar que el cambio será poco a poco, pero será algo que no logre la administración de López Obrador.

También, en el presupuesto para los legisladores seguirá tan amplio que podrán seguir comprándose autos blindados y togas, carísimas. También se les pagará personal de seguridad y choferes.

Pues la reducción de cinco mil millones de su presupuesto para 2019 les permitirá todavía grandes lujos y los legisladores, de morena se sintieron satisfechos con esos cambios.

El coordinador de los diputados de Morena, Mario Delgado, dijo que durante un desayuno al que convocó el presidente de la Corte, Luis María Aguilar, se garantizó por ambos lados que se aplicará la disposición transitoria de la reforma constitucional de 2009, en la que se prevé que los ministros electos a partir de 2010 entrarían en la dinámica de reducción de salarios para que nadie gane más que el Presidente de la República.

“Por lo pronto, en el Presupuesto 2019, para quedar claro, la Suprema Corte mantendrá sus mismos salarios y será solamente quienes ingresen como nuevos ministros los que podrán ver reducido su salario.