Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Napito muestra su “poder”; unos pocos mineros toman las calles para defender su pluri

Desde su exilio en Canadá, el líder del sindicato minero, Napoleón Gómez Urrutia, mueve los hilos para que sus agremiados tomen las calles de la Ciudad de México, en presión para que se le permita ser candidato de Morena, por la vía plurinominal, para ocupar un escaño en la Cámara Alta.

Gómez Urrutia, quien se autoexilió en Canadá, busca que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) lo incluya en sus listas plurinominales para el Senado de la República.

Después de que Andrés Manuel López Obrador lo ha calificado como un perseguido político, el martes pasado, el PRI anunció que impugnará esta candidatura, porque constitucionalmente no cumple con los requisitos para ello; al líder, además, se le acusa de robar 55 millones a los sindicalistas mineros.

   

La tarde de este miércoles, alrededor de 200 sindicalistas se hicieron presentes afuera de Senado de la República, en respaldo y reclamo para que se respeten las aspiraciones de su presidente a convertirse en senador.

Con Isidro Méndez Martínez, secretario de Organización, Propaganda, Estadística y Educación del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros encabezando el grupo, los mineros destacaron que Gómez Urrutia merece un lugar en el Senado para hacer eco legislativo de las demandas del gremio minero.

“Desde luego que sí, ¿por qué? Porque simple y sencillamente queremos oír o que se oiga, más bien, la voz de los trabajadores en la Cámara de Senadores, pero de los auténticos líderes que dirigen a los sindicatos democráticos independientes”, dijo Méndez Martínez.

“Porque el compañero Gómez Urrutia ha logrado los mejores incrementos salariales, las mejores prestaciones en los contratos colectivos de trabajo, y, si como dicen por ahí que defraudó a los mineros, yo quisiera que vieran las manifestaciones del sindicato minero ¿ustedes creen que pudiéramos traer a algunos trabajadores o que ellos quisieran venir cuando se sienten defraudados por su líder? Jamás”, concluyó.