Si no hay TLC, bueno para EU, festeja Donald Trump; cláusula “sunset” atora acuerdo

Donald Trump festeja que no se haya finiquitado el acuerdo para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque refiere que no es lo que busca.

“Si no se alcanza un acuerdo, eso será muy mal para México, muy mal para Canadá y para Estados Unidos, francamente, será algo bueno, pero no estoy buscando voy a jugar ese juego”, advirtió poco antes de abandonar la cumbre del Grupo de los Siete (G7), que se realiza en Quebec, Canadá.

El presidente de Estados Unidos insistió en que la negociación para modernizar el TLCAN tiene dos salidas: seguir en forma trilateral, pero con “cambios sustanciales”, o negociar por separado con México y con Canadá.

El mandatario estadunidense insistió en que “o se negocia el TLCAN en una mejor forma o tendremos dos acuerdos”.

Tanto México como Canadá, firmantes del acuerdo comercial junto a Estados Unidos, han expresado su interés de seguir negociando trilateralmente.

   

Trump se refirió también a la cláusula “sunset”, de terminación del acuerdo cada cinco años, y dijo que hay dos propuestas. Una, la de terminación de cada lustro y, otra, la de terminación de un periodo más largo para la seguridad de los inversionistas.

Aseguró que se está cerca de llegar a un acuerdo en esta parte “estamos muy cerca”, dijo.

Sin embargo, el rechazo rotundo de Canadá a la cláusula “sunset” fue el motivo por el que se canceló un encuentro privado entre el primer ministro Justin Trudeau y Trump en la Casa Blanca, luego que el mandatario canadiense dijo: “nunca aceptaremos algo así”, y México también ha manifestado su rechazo a esa cláusula.

En la rueda de prensa, Trump reiteró sus acusaciones a México y a Canadá del daño a las industrias agrícola y automotriz estadunidenses, al afirmar que “nuestras empresas se han movido a México y Canadá y vamos a componer esa situación y si no se puede componer, no vamos a negociar con estos países”.

El presidente estadunidense abandonó este sábado la reunión del G7 antes de que terminara la 44 cumbre de los países más industrializados, en donde manifestó su desacuerdo comercial con los otros seis miembros del grupo.