Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

 “#NoALaDictaduraObradorista” reventó la sesión de diputados; PAN se asume como oposición

Con una manta que mostraba el hashtag “NoALaDictaduraObradorista” y la figura del presidente electo, Andrés Manmuel López Obrador vestido de militar y una boina roja, al estilo del dictador venezolano Hugo Chávez, la bancada panista reventó la sesión en la Cámara de Diputados.

El presidente de la Cámara de Diputados, el morenista Porfirio Muñoz Ledo, levantó intempestivamente la sesión donde se discutía la reforma a la Ley Orgánica de la Administración Pública.

Y luego de que no logró convencer al PAN de retirar una manta, exclamó “¡Se levanta la sesión!”, mientras que el coordinador de Morena trataba sin éxito convencerlo de reanudar.

Pasada la aprobación del dictamen en lo general, con 305 votos a favor, los panistas subieron a la tribuna con su manta al pleno, decididos a reventar la sesión tal y como lo hacía Morena antes de contar con mayoría.

   

Se encendieron los ánimos y mientras desde las curules de Morena no cesba el grito de “¡Asesinos… asesinos… asesinos!”, los panistas respondían: “¡Es-un error estar-con-Obrador!”

Demasiado para la paciencia de alguien con la edad de Muñoz Ledo, que primero decretó un receso, que levantó cuando los panistas regresaron a sus curules, pero mantuvieron su manta colocada en el palco asignado  a los  fotógrafos.

En ese marco, Muñoz Ledo pidió a la dirección de resguardo retirar la manta, pero el personal de esa oficina fue atajado por los diputados del PAN.

Por su lado, los diputados cantaron las mañanitas para López Obrador y, ante el rechazo del panismo a quitar su manta, de improviso y mientras agitaba la campana de la presidencia, Muñoz Ledo exclamó: “¡se levanta la sesión!”

Ante el asombro de Delgado, Muñoz Ledo se retiró del salón; el coordinador de la bancada intentó convencerlo de reanudar la sesión, debido a que todavía falta por discutir más de 150 reservas al dictamen de la reforma que busca darle un nuevo entramado administrativo al próximo gobierno.

Mientras PAN, PRI y PRD se retiraban del pleno, Delgado intentaba una última consulta para reanudar la sesión.