Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Oaxaqueña de religión musulmana, en el Partido de Mujeres Revolucionarias

Se llama Marisol Sánchez. Tiene 35 años. Bióloga. Madre de familia. Nació en Oaxaca y es reconocida como la fundadora de la religión musulmana en su estado natal.

Sus creencias no le permitían encontrar trabajo, hasta que el Partido de Mujeres Revolucionarias (PMR), un instituto político local y de nueva creación, la empleó como en la Secretaría de Medio Ambiente dentro del PMR.

Marisol descartó participar por algún cargo de elección popular al Congreso local o ayuntamientos, aunque su partido contenderá el 1 de julio en el proceso electoral.

Ante el nuevo reto que hoy representa para ella encabezar este esfuerzo, convoca a sus hermanas y hermanos a respaldarla a cerrar filas a favor de una sociedad más justa.

   

Reconoció a Guadalupe Díaz Pantoja, presidenta del Partido de Mujeres Revolucionarias (PMR), por permitirle trabajar y pertenecer a este nuevo partido en donde dijo no existe ambición; “todos venimos de abajo para aportar a la sociedad que pide a gritos una alternativa y que de verdad seamos diferentes”.

Habrá que decir que Marisol vivió episodios de rechazo y discriminación por su atuendo. También conocida en su religión como hermana Noor, es madre de familia y cursó la carrera de Biología en la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO).

Nuestro personaje se definió como una mujer común, y descartó que portar el hiyab (velo en la cabeza) la haga diferente del resto de oaxaqueñas, aunque reconoció injustos los comentarios negativos que ocasionalmente le lanzan en la calle al vincularla con grupos terroristas.

Son resultado (los comentarios) de la desinformación, pues no todos los musulmanes son terroristas potenciales, ni todos los mexicanos somos narcotraficantes, así de injusta es la apreciación”, apuntó.

Recuerda que tampoco en el seno familiar, con principios en la fe católica, fue sencillo que la aceptaran por su credo como forma de vida. Incluso, dijo, “hubo momento de tensión con mis padres, lo que se superó con el tiempo y la prudencia”.

La dedicación de Marisol al estudio del idioma árabe para la lectura del Corán, ayudó para alcanzar el nombramiento de fundadora de esta religión (Shabala) Oaxaca.

Comentó que los creyentes de esta religión oran en una Musala, que aspiran a convertirla en la primera mezquita en la ciudad de Oaxaca.