Ochoa Reza deja dirigencia del PRI; alfil de Emilio Gamboa entra al quite

René Juárez, alfil de Emilio Gamboa, y quien fuera anfitrión del Enrique Peña Nieto en la celebración por el fin del periodo de sesiones del Senado de la República, sustituirá a Enrique Ochoa Reza, en la dirigencia nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Luego de un año y diez meses de haber asumido el cargo y dejar en crisis en la campaña presidencial de José Antonio Meade Enrique Ochoa se tendrá que conformar con su curul.

René Juárez Cisneros ha sido senador y diputado federal, además de gobernador de Guerrero entre 1999 y 2005.

Durante su gestión al frente del PRI, Ochoa estuvo involucrado en polémicas por la millonaria liquidación que recibió de la CFE y por la posesión de decenas de placas de taxis en Nuevo León, a pesar de que no es residente de esa entidad.

En el actual proceso electoral, algunos de los cuadros que han renunciado al tricolor o se han inconformado con la selección de candidaturas, lo han culpado de manera directa, como fue el caso de Miguel Ángel Chico o Antonio Astiazarán.

Juárez Cisneros fue subsecretario de Gobierno de la Secretaría de Gobernación; senador de la República LXII y LXIII Legislatura 2012-2016; gobernador 1999-2005 y presidente municipal de Acapulco en 90-93.

 

Diputados iban a boicotear a Ochoa

El anuncio sobre el cambio de dirigente se hará, un día después de la comida del presidente Enrique Peña Nieto, en el Centro Bancomer, con los grupos parlamentarios de PRI, PVEM y Panal en la Cámara de Diputados.

Legisladores consultados señalaron que, al iniciar su discurso, el Presidente no mencionó a Ochoa Reza ni a la secretaria general, Claudia Ruiz Massieu, quienes previamente habían hecho un recorrido por las mesas.

Incluso, comentaron, un grupo de diputados se puso de acuerdo para que, en caso de que presentaran a ambos dirigentes, no les aplaudirían.