Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ochoa Reza, dirigente del PRI, usó a discreción 400 mil millones de la CFE

Se dio la gran vida cuando dirigía la CFE. La bancada de senadores del PT-Morena exigieron que el ahora presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Ochoa Reza, explique la asignación discrecional de más de 400 mil millones durante su gestión al frente de la CFE.

El senador Zoé Robledo Aburto advirtió que la Auditoría Superior de la Federación y el índice de Riesgo de Corrupción, que será presentado en los próximos días, apuntan a un uso excesivo de la asignación directa sin justificación.

Señaló que las principales dependencias señaladas por este abuso son el IMSS, el ISSSTE y la CFE, que acumularon 1.1 billones de pesos de asignaciones directas y cuyas titulares se separaron del cargo para irse a la competencia electoral.

             

Zoé Robledo resaltó que, en el caso particular del exdirector de la CFE, Enrique Ochoa, debe explicar ante la Cámara Alta los cerca de 433 mil millones de pesos que, de acuerdo con el Índice de Riesgo de Corrupción, pudieron ser asignados de manera discrecional.

Por su parte, el senador Luis Humberto Fernández Fuentes lanzó un llamado a retomar la iniciativa que presentó para limitar las adquisiciones por asignación directa.

De acuerdo la organización Mexicanos contra la Corrupción e Impunidad (MCCI), Ochoa Reza tomó decisiones que implicaron el gasto de por lo menos 24.47 millones de pesos, provenientes de fondos públicos, para que la empresa productiva del Estado perteneciera al Foro Económico Mundial y tuviese presencia en las reuniones de Davos, Suiza, de 2015 a 2018.

En esos viajes Ochoa Reza utilizó una aeronave y automóviles de Iberdrola, empresa española que ha recibido contratos de la CFE por lo menos desde 2003.

De acuerdo con la MCCI la CFE con Ochoa Reza en 2015, el funcionario contrató una membresía que costó 250 mil francos suizos (3.71 millones de pesos al tipo de cambio de esa fecha). Ese contrato daba a la empresa el derecho de enviar a dos personas a la reunión de Davos, previo pago de otros 27 mil francos por cada una (399 mil 877 pesos). Tan sólo esos gastos suman 4.1 millones de pesos.