Ochoa Reza se niega a desafiliar a Roberto Borge se hospedaba en hotel de Trump

Ahora duerme en prisión el priista exgobernador de Quintana Roo, Roberto Borge pero una noche antes se hospedaba en un hotel propiedad de Donald Trump y aunque ya está en la cárcel el presidente del PRI se niega a expulsarlo del tricolor.

Los escándalos de los priistas involucrados de robos y abuso al electorado son muchos, y no todos son medidos con la misma vara. Borge, aunque fue detenido por lavado, el exmandatario de Quintana Roo sigue en filas del PRI; en el partido afirman que está listo expediente de expulsión, solo Enrique Ochoa lo ha detenido.

El pasado 16 de diciembre, en medio de diversos escándalos de corrupción, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del tricolor suspendió los derechos del exmandatario.

Sin embargo, la resolución permaneció “congelada” mientras Borge era buscado por la justicia mexicana.

Fue a mediados de mayo cuando el dirigente del tricolor había anunciado que ya se habían deshecho de todas las manzanas podridas, refiriéndose a los corruptos del PRI.

En Veracruz, el PRI comienza una nueva etapa en la que ya expulsó a las “manzanas podridas” que deben estar en la cárcel, por lo que pidió a los ciudadanos que le den una nueva oportunidad.

Así lo expresó el dirigente nacional del tricolor, Enrique Ochoa Reza, quien realizó una gira en apoyo a los candidatos a presidentes municipales y regidores priistas, donde admitió que los electores en Veracruz están indignados por los excesos de quienes “mancharon” al partido.

Sin embargo, no se había tomado la decisión política de procesar el caso, para evitar que se afectara a los candidatos del PRI que enfrentaban procesos electorales en los estados de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz.

Se espera que, tras la captura de Borge en Panamá, el órgano interno jurisdiccional convoque a sesión esta misma semana para concretar la expulsión de Borge.

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo