Oops! It appears that you have disabled your Javascript. In order for you to see this page as it is meant to appear, we ask that you please re-enable your Javascript!

Ordenan detención de expresidente brasileño por corrupto

Fueron diez horas de debate la corte suprema de Brasil para finalmente dar paso a la detención del expresidente Luis Ignacio Lula Da Silva, por el delito de corrupción y deberá cumplir una sentencia de 12 años y un mes de prisión.

Da Silva será encarcelado por recibir un apartamento de lujo de una constructora involucrada en casos de corrupción de la estatal Petrobas, mucho más humilde que la Casa Blanca de Las Lomas.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil decidió rechazar el habeas corpus al ex presidente Lula da Silva y determinó, por mayoría de seis votos contra cinco, que puede ir a la cárcel.

“No será detenido de inmediato porque lo que juzgó el STF es un habeas corpus que autoriza la expedición de una orden de prisión”; todavía quedan por analizar “posibles nuevos recursos en el TRF4 y sólo entonces podría llega la orden del juez Sergio Moro”, detalló el criminólogo Jovacy Peter Filho a la AFP, según Infobae.

Carmen Lúcia, la presidente de la corte, que aportó el sexto que definió el resultado, dijo: “La presunción de inocencia no puede llevar a la impunidad”.

Si la defensa de Lula decide presentar sus últimas objeciones, la detención se podría llevar a cabo la próxima semana, informó el tribunal de apelaciones (TRF4) que lo condenó en segunda instancia.
La discusión del STF transcurrió mientras en las calles miles de simpatizantes y detractores de Lula se manifestaban y seguían la sesión. En la Explanada de los Ministerios, donde se encuentran edificios públicos como la sede del STF, cuatro mil policías se desplegaron para dividir a los seguidores de Lula, vestidos de rojo, y a quienes eran favorables a que el ex presidente fuera  la cárcel, de amarillo.

El comandante del Ejército brasileño publicó un tuit el martes por la tarde que resonó este miércoles en la prensa de aquel país y durante la sesión del STF. “Le aseguro a la nación que el ejército brasileño comparte el anhelo de todos los ciudadanos de repudiar la impunidad y el respeto a la Constitución, la paz social y la democracia, además de vigilar sus misiones institucionales”, dijo el general Eduardo Villas Boas.