Osorio Chong, en plena campaña se da baños de pueblo y se echa unos tacos

El hidalguense, Miguel Ángel Osorio Chong, se pone nervioso y aprieta su campaña para ser el candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), luego de enterarse que se quitaron los candados en el tricolor, lo cual incrementa la competencia, que Luis Videgaray se quita del camino, y, sobre todo, que no es el favorito del presidente Enrique Peña Nieto busca popularidad dándose baños de pueblo.

El titular de la Secretaría de Gobernación (Segob), aprovechó su participación en la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) para comer unos tacos en el centro de la Ciudad de México, no fue una visita casual, pues personal de Segob, estuvo unas horas antes en el puesto, sobre la banqueta para verificar la calidad de la comida.

Osorio Chong se presentó en el puesto “Taquería Miranda” sobre la calle Tres Guerras no. 27 de la colonia Centro, para comer unos tacos de una carne que según testimonios llevó personal de la Segob y cuido todo el tiempo para que el secretario no tuviera mayores problemas.

El establecimiento vende tacos de cecina enchilada, bisteck, costilla, alambre, campechanos, bisteck con queso, longaniza, carnitas y al pastor, que se sirven con tortillas hechas a mano.

Aunque tenía la reunión de la Conago y otros compromiso, al secretario que nunca se le encuentra en su oficina se di tiempo, mucho tiempo para tomarse la foto con los comensales y transeúntes que lo identificaron, a él y su gran grupo de guaruras.

Más tarde, Osorio Chong, se refirió a los candidatos al PRI y aprobó abrir las candidaturas a militantes y simpatizantes no sólo estorbaban, sino también alejaban a los segundos.

Al respecto, Manlio Fabio Beltrones, exdirigente del PRI, dijo que los cambios no son un traje a la medida para el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, o el de Educación, Aurelio Nuño, sino una vía para modernizar al tricolor.

Osorio Chong señaló que cualquiera  podría ser buen candidato a la Presidencia en 2018.

Todos son buenos candidatos, buenos militantes del PRI y buenos servidores públicos, gente que ha probado sus capacidades. Cualquiera es buen candidato.

–¿Incluido el secretario de Gobernación?

–De eso no puedo hablar. (Y aceptó), dije que cualquiera.

 

Llegó a la reunión de la Conago oliendo a cebolla y a pueblo, pero sobre todo satisfecho por unos cuantos puntos de popularidad.

 

Close
Por favor ayuda a este sitio
Haz click en cualquier botón para seguir creciendo